Gabriel Taye, de 8 años, se suicidó tras ser víctima de repetidas burlas y maltrato por parte de otros estudiantes en su escuela en Cincinnati. El distrito escolar le pagará a su familia $3 millones. Los detalles aquí.

Por Lena Hansen
Junio 08, 2021
Anuncio

Gabriel Taye, de 8 años, se quitó la vida tras ser víctima de bullying en su escuela en Cincinnati. Más de cuatro años después de la tragedia, el distrito escolar pagará $3 millones a la familia del niño, reporta PEOPLE. Los familiares acusaron a las escuelas públicas de Cincinnati (CPS) de encubrir el bullying que llevó al niño al suicidio.

Gabriel se suicidó el 26 de enero del 2017 después de ser víctima de constantes burlas y maltratos por parte de otros estudiantes, asegura su madre. Según el abogado de la familia, Al Gerhardstein, los familiares de Gabriel colaborarán con las escuelas públicas en Cincinnati para crear reformas que ayuden a prevenir y combatir el bullying para que otros estudiantes no sufran como él.

La familia de Gabriel alegó en una demanda en el 2017 que empleados de la escuela Carson, donde el niño cursaba tercer grado, sabían que Gabriel era víctima de bullying pero no le avisaron a sus padres, reportó el diario Cincinnati Enquirer. Según la demanda, Gabriel sufrió daño físico varias veces en la escuela, y dos días antes de suicidarse, otro estudiante lo tiró contra una pared y lo dejó inconsciente.

Supuestamente su madre Cornelia Reynolds nunca fue informada que otros dos estudiantes habían sido suspendidos de la escuela por atacar a su hijo. La demanda dice que Gabriel quedó inconsciente por siete minutos porque otro niño lo empujó contra una pared en el baño de la escuela, pero los administradores no llamaron al 911 después del incidente.

Gabriel Taye
Credit: GoFundMe

Según el diario Cincinnati Enquirer, la enfermera de la escuela, Margaret McLaughlin, supuestamente le dijo a Reynolds que su hijo se había desmayado y luego fue hospitalizado tras quejarse de dolor de estomago. Gabriel se quedó en la casa sin ir a la escuela el 25 de enero, pero regresó al día siguiente. El 26 de enero el niño se suicidó después de la escuela, tras ser víctima de bullying otra vez, cuando dos estudiantes lo amenazaron en el baño y le robaron su botella de agua.

Los padres del niño crearon la fundación Gabriel Taye en su honor que se dedica a abogar por los niños y adolescentes que sean víctimas de bullying.

Si tú o alguien que conoces está considerando el suicidio, llama a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 1-800-273-TALK (8255) o visita suicidepreventionlifeline.org.