El trabajador de la funeraria a la que llegó el cadáver de Diego Armando Maradona pidió perdón luego de hacerse virales las fotografías que se tomó con el cadáver del astro argentino cuando descansaba en el ataúd. Asegura que ha recibido amenazas de muerte.

Por Leonela Taveras
Noviembre 30, 2020
Anuncio

El trabajador de la funeraria de Buenos Aires a la que llegó el cadáver de Diego Armando Maradona pidió perdón luego de hacerse virales las fotografías que se tomó con el cadáver del astro argentino cuando descansaba en el ataúd.

En una entrevista en una radio argentina, Claudio Fernández aseguró que ha recibido amenazas de muerte. “Estábamos acomodando ya para llevarlo. Y me dicen 'flaco' y mi hijo, como todo pibe, levantó el dedo y sacaron la foto", contó Fernández a Radio 10, según recogieron varios medios.

"Pido respeto y perdón a todos. Mirá que le hice el servicio al papá de Maradona y al cuñado, y jamás lo hice. Estuve con Maradona cerca en vida. No lo hice en vida sabiendo que es mi ídolo, no lo voy a hacer de fallecido. No era mi intención. Sé que mucha gente se ha ofendido y lo ha tomado a mal", agregó.

En las fotos que se han hecho virales se ve a Fernández y su hijo, además de a Diego Molina, otro de los empleados, junto al cadáver del futbolista acomodado en un ataúd. Según la BBC, los tres fueron contratados por la funeraria para trabajar en los preparativos del entierro. La difusión de las imágenes en las redes provocó indignación entre los seres queridos y fans del fallecido.

Velorio de Diego Maradona
Credit: RS Fotos/The Grosby Group

Uno de los indignados fue el agente y abogado de la leyenda del fútbol, Matías Morla, quien calificó de canalla a una de las personas que se tomó la fotografía y advirtió que iba a tomar acciones por lo ocurrido.

"Por la memoria de mi amigo no voy a descansar hasta que pague por semejante aberración", dijo en Twitter. "Ante la viralización de una imagen de Diego en su lecho de muerte, me voy a ocupar personalmente de encontrar al canalla que tomo esa fotografía. Van a pagar todos los responsables de semejante acto de cobardía”.

Fernández explicó que la idea de tomarse la foto al lado del féretro abierto fue "algo instantáneo" y nunca pensó en las repercusiones de su acto.

“Maradona es ídolo de todos. Mío, tuyo y del mundo. Lo que hice no fue intencional, ni de mi parte ni de mi hijo. De la empresa me echaron. Me echaron por algo que yo no hice. Y la empresa no tiene la culpa, tampoco", agregó.

"Esa foto no fue sacada de mi teléfono, la sacaron de otro, eso es lo peor de todo. Jamás pensé que la iban a subir o que la iban a pasar a un grupo o viralizar. Le pido disculpas a la familia Maradona", insistió.

El diario Olé reveló que Molina se presentó ante las autoridades el viernes en la noche donde fue notificado de una investigación en su contra.

Diego Molina
Credit: RS Fotos/The Grosby Group

"Ellos (Molina y los otros dos hombres de las fotos) no son empleados nuestros. Nosotros somos tres hermanos. A ellos los contratamos para llevar la capilla, son una empresa de ambulancias, o unidades de traslado. Nosotros tercerizamos a veces ese servicio", dijo Matías Picón, uno de los empresarios que dirige la empresa encargada del sepelio, al diario argentino La Nación

Los restos del exfutbolista argentino fueron sepultados el jueves en un cementerio de la periferia de Buenos Aires.