Diamond Álvarez, de 16 años, fue asesinada a tiros cuando salió a caminar con su perro en Houston. La familia de la estudiante de honor reclama justicia. Los detalles del caso.
Anuncio

Diamond Álvarez salió a caminar a su perro en Houston y nunca regresó a casa, reporta PEOPLE. Su familia escuchó disparos y luego vi al perro regresar solo a casa, sin la adolescente. Anna Machado, la madre de la estudiante de 16 años, llamó a Diamond a su celular, pero no le contestó. Entonces la familia salió a buscarla.

"Mi hijo la encontró", contó Machado a la estación de televisión KHOU. "Traté tanto de mantenerla vida, pero no pude...no pude", contó entre lágrimas. Los oficiales que llegaron a la escena del crimen, cerca de un parque en Houston, dijeron que Diamond murió allí.

"Quien le haya disparado a esta chica 22 veces en la espalda... son cobardes", dijo su padrastro Tito Moczygemba a la estación de televisión. La estudiante de honor tenía un futuro brillante por delante.

"Diamond era muy divertida, sociable, segura de si misma y tenía los pies bien puestos en la tierra", dice un mensaje en la página de GoFundMe creada para recaudar fondos para pagar sus servicios fúnebres.

Diamond Alvarez
Credit: GoFundMe

"A ella le encantaba bailar, amaba el maquillaje. Planeaba ir a la escuela de cosmetología. Su color favorito era el morado. Era una estudiante de honor que practicaba voleibol, baloncesto, y tenía muchos amigos que la adoraban", añade el mensaje en esta página. "Ella amaba pasar tiempo con su familia y siempre vivía su vida al máximo".

Su padrastro dijo que la estudiante de la escuela secundaria Madison tenía perfectas calificaciones. Los familiares dicen que alguien se llevó su teléfono celular, y ellos no creen que el homicidio fue algo al azar, sino que fue perseguida.

Aún las autoridades no han podido identificar a ningún sospechoso o el motivo del crimen. Testigos escucharon varios disparos y un carro de color oscuro que escapó de la escena.

Si tiene información sobre este caso llame a Crimestoppers al 713-521-4600 o al departamento de homicidios de la policía al 713-308-3600.