La policía de Ciudad de México arrestó a un sacerdote a quien se acusa de ser el asesino de Hugo Leonardo Avendaño, un estudiante desaparecido el 11 de junio.

By Mayra Mangal
June 20, 2019 04:31 PM

La Policía de la Ciudad de México informó del arresto este miércoles por la noche de un sacerdote a quien se acusa de ser el presunto asesino de Hugo Leonardo Avendaño, un joven estudiante universitario que desapareció el pasado 11 de junio.

El cuerpo del joven de 29 años fue localizado dos días después en un vehículo de la delegación de Tlalpan, al sur de la capital mexicana. Increíblemente, el sacerdote capturado fue el mismo que ofició la misa de cuerpo presente del fallecido, según confirman múltiples fuentes locales.

Ernestina Godoy, titula de la Fiscalía capitalina, confirmó la captura del sujeto al que se identificó inicialmente como Francisco “N”. La funcionaria también informó que en el caso del estudiante de maestría de la Universidad Intercontinental “no hubo secuestro” y que únicamente había una denuncia por desaparición.

Por su parte Telediario MX identificó al detenido como el padre Francisco Javier Bautista, quien está afiliado a la parroquia Cristo Salvador, en Tlalpan. Dicha fuente difundió un video que muestra la protesta y marcha que cerca de 200 feligreses encabezaron este miércoles a las afueras de la parroquia exigiendo la liberación del sacerdote y las pruebas de la conexión con el caso.

En una escalofriante entrevista realizada el día en que se ofició la misa en honor de Avendaño, el sacerdote habló con los medios diciendo: “Es una comunidad que está muy conmovida porque son cosas que, pues, se van haciendo como cotidianas ¿verdad?”.

 

La noche de su desaparición, Avendaño le envió un mensaje de texto a su hermano diciéndole que iría a la parroquia Cristo Salvador para reunirse con Bautista. El estudiante y el párroco se reunieron en un la iglesia por unas horas y posteriormente salieron con rumbo a la colonia donde posteriormente fue encontrado el cuerpo de la víctima. Cámaras de video captaron el movimiento de ambos saliendo cada uno del templo cada uno en su auto.

Esa misma noche el párroco salió de la zona donde fue encontrado el cadáver para dirigirse al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, según informa Expansión.com.

Por ahora las autoridades presumen que se trata de un homicidio y que no existe un plan más elaborado detrás del crimen.

El asesinato de Hugo Leonardo Avendaño se suma al la muerte Norberto Ronquillo, otro estudiante universitario originario de Chihuahua quien murió el 6 de junio luego de que lo secuestraran y a pesar de que su familia no dio parte a las autoridades y pagó su recompensa.

La Ciudad de México ha registrado de enero a abril un incremento del 237.5% en los secuestros respecto al primer cuatrimestre del 2018, según indican fuentes oficiales en la capital.

Advertisement


EDIT POST