Leslie Briana Matla, de 20 años, y su novio Juan Carlos Montoya Sánchez, de 25, enfrentan graves cargos en Los Ángeles.

Por Mayra Mangal
Mayo 19, 2020
Anuncio

Elementos de la policía detuvieron en San Diego a una joven pareja bajo sospechas de ser los autores del secuestro de tres turistas norteamericanos en Tijuana, dos de los cuales perdieron la vida.

Leslie Briana Matla, de 20 años, y su novio, Juan Carlos Montoya Sánchez, de 25, residentes de Tijuana, fueron detenidos el jueves y domingo pasados —respectivamente— luego de que intentaran cobrar $25,000 por el rescate de las víctimas a sus familiares, antes de que estos descubrieran que dos de ellos habían muerto. Así lo dio a conocer la oficina del Fiscal General de Los Ángeles por medio de un comunicado.

Los hechos se remontan al 28 de marzo, 13 y 22 de abril pasados, cuando las tres víctimas residentes en el sur de California fueron privadas de su libertad mientras visitaban la mencionada ciudad fronteriza.

Los fiscales no revelaron quiénes fueron las víctimas fatales. Sin embargo, el diario Los Angeles Times indica que se trataría de Salvador Acosta Medina, residente en San Diego, y Edgar Esteban Guzmán, originario de Norwalk. Un tercero fue rescatado por las autoridades estando en cautiverio dentro de un hotel de Tijuana.

Un documento del FBI indica que el mismo 22 de abril, una mujer en Pasadena llamó a las autoridades para reportar que secuestradores le habían exigido $20,000 a su familia para regresar con vida al padre de sus hijos, que estaba en México.

La familia de Guzmán ha pedido ayuda para costear sus funerales por medio de GoFundMe.

Edgar E Guzman
Credit: GoFundMe
Tijuana crossing
Credit: Francisco Vega/Getty Images

Tanto Medina como Guzmán fueron encontrados sin vida un día después de haber sido secuestrados y aun a pesar de los esfuerzos de sus familiares por pagar su rescate. El hijo mayor de Medina dejó un bulto con dinero en efectivo a las afueras de un baño de mujeres de un McDonald's de San Ysidro, siguiendo las instrucciones de los secuestradores. Por su parte, la familia de Guzmán intentó pagarle a una mujer en el estacionamiento de un almacén de la cadena Lowe's, en Norwalk.

La tercera víctima fue liberada el mismo día que un pariente supuestamente pagó su rescate y que al parecer ascendía a los $20,000 exigidos por los secuestradores. El dinero fue entregado a una mujer embarazada en un almacén de Food 4 del poblado de Lynwood. En el hotel donde se realizó el rescate de dicha persona, autoridades mexicanas también detuvieron a nueve personas.

Matla y Montoya Sánchez enfrentan un cargo de conspiración por lavado de dinero en el Tribunal de Distrito de Los Ángeles. De ser encontrados culpables, podrían pasar sus vidas tras las rejas.