January 11, 2019 01:08 PM

 

Un árbitro en Tucson, Arizona fue despedido por hacer una broma pesada y racista al intentar romper el hielo antes de un partido con el entrenador, cuyo trabajo diario es con la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

La Arizona Interscholastic Association despidió al funcionario, quien preguntó al entrenador si sabía si sus estudiantes, que están en el primero de secundaria de la escuela Pueblo High, tenían tarjetas de residencia.

El 89 por ciento de los estudiantes que asisten a esta escuela son hispanos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Por cierto, el comentario se produjo el martes, el mismo día en que el presidente Donald Trump pronunció un discurso televisivo en vivo en el que explicaba por qué vale la pena cerrar el gobierno federal para defender un muro fronterizo.

Fue gracias a una publicación en Facebook que se volvió viral de la noche a la mañana que  elogió a los jugadores de Pueblo High School por jugar con clase después de que se hizo el comentario.

La mujer que escribió el post, Patricia Coleman, es la madre de uno de los jugadores de Pueblo.

 

“La mayoría de los niños nunca habían presenciado o participado en este tipo de racismo”, dijo la madre al diario Arizona Daily Star.

Según la citada publicación, el funcionario despedido conocía al entrenador de baloncesto de Pueblo y sabía que trabajaba para la Patrulla Fronteriza. El oficial fue escuchado haciendo una broma, pidiendo ver las tarjetas verdes del equipo de Pueblo.

Sin embargo, el comentario exacto que hizo no se conoce en este momento, pero indican que fue escuchado por varios amigos y familiares de los jugadores del equipo.

El árbitro, cuyo nombre se mantiene en el anonimato, fue despedido por violar el código de ética y conducta de la AIA. Hasta el momento el árbitro no ha hecho comentarios, pero, según reporta Daily Star, dijo a la AIA que fue un “intento humorístico”.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST