Las autoridades del país están indignadas con las fotografías sin ropa que la belga Marisa Papen se tomó en las pirámides.

By Redacción People en Español
September 14, 2017 06:33 PM

La modelo Marisa Papen y el fotógrafo Jesse Walker llegaron el pasado marzo a Egipto para realizar unas inusuales sesiones fotográficas en este conservador país de mayoría musulmán.

Parte de un recorrido por todo el mundo, la belga tenía como objetivo retratarse desnuda en las pirámides de Guiza y el majestuoso Templo de Karnak, en las afueras de El Cairo, en un homenaje a la famosa reina Nefertari, la favorita del faraón Ramsés II, dueña de una belleza legendaria.

No hay que ser muy aventurado para adivinar que las intenciones de esta pareja iban a causarle ardor de estómago a las autoridades egipcias, que ya en otras ocasiones han tenido que lidiar con intentos de usar sus preciosas joyas arqueológicas para algo más que la contemplación.

Según contó la modelo a la agencia EFE, lograron tomar varias fotos hasta que fueron descubiertos por unos trabajadores locales, a los que les compraron el silencio con una propina de $20. Incluso encontraron a un egipcio que les ayudó a continuar con sus sesiones.

Su suerte se agotó en el Templo de Karnak, en Luxor, cuando agentes de la policía turística los arrestaron y los mandó al calabozo, donde pasaron unas largas horas hasta que un juez les permitió recuperar la libertad con la advertencia de “no hacer nunca más eso tan estúpido y vergonzoso”, dijo la modelo a EFE.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La pareja abandonó poco después el país norteafricano y hasta ahora habían debatido si hacer públicas las imágenes, que habían borrado al ser arrestados y que posteriormente lograron recuperar gracias a un programa informático especial.

“Hemos disfrutado de buenas conversaciones con los egipcios y hay gente que nos ha ayudado. Pero hemos tenido problemas porque no soy una persona religiosa”, explicó a la agencia Papen, quien también tiene estudios de marketing y defiende que el tipo de fotos que se toma son artísticas. “Parece que para los egipcios la desnudez significa porno y no ven nada artístico en ello”.

El periplo por Egipto de la modelo forma parte de un proyecto personal titulado Mi isla, que la ha llevado a posar desnuda en diferentes partes del mundo y que comparte en su web personal. Algunas de las imágenes también se han empleado para promocionar una marca de gafas de sol.

Advertisement


EDIT POST