Estremecedores detalles de sus nuevas vidas ven la luz gracias a ABC 20/20, por culpa de “los errores cometidos por el condado”, en un caso digno de película de terror.

Anuncio

Nadie que en su momento supo del caso ha podido olvidar los estremecedores relatos acerca de la casa de los horrores donde la pareja conformada por David y Louise Turpin golpeaban, estrangulaban y casi mataban de hambre a sus numerosos hijos en su casa de California.

Las autoridades liberaron a los trece hermanos después de que una de las niñas lograra escapar y llamó a la policía para pedir ayuda, dejando al descubierto largos años de auténtica tortura a manos de sus progenitores. El pasado 2019 los monstruosos padres se declararon culpables de los cargos en su contra y fueron sentenciados a 25 años de prisión.

Ahora, desgarradores detalles de la supuesta esperanzadora nueva vida de los hermanos tras su escape, han visto la luz gracias a un reportaje de 20/20 en NBC.  Jordan Turpin, quien tenía 17 años cuando fue liberada, recuerda que lo primero que hizo fue visitar un parque con dos de sus hermanitas: "Estaba tan emocionada, podía oler el aire, la hierba. Pensaba, ¿qué puede haber mejor que esto?", reveló en entrevista con Diane Sawyer.

Hermanos Turpin
Credit: DAVID-LOUIS TURPIN/FACEBOOK

En una investigación llevada a cabo por ABC News, se dio a conocer el duro camino que los hermanos comenzaron entonces, gracias al testimonio de unos valientes miembros de las autoridades del condado que quieren con ello recalcar las deficiencias de un sistema que no funciona.

David Turpin
David Turpin
| Credit: WILL_LESTER/AFP via Getty Images
Louise Turpin
Louise Turpin
| Credit: WILL_LESTER/AFP via Getty Images

"La gente merece saber qué hizo el gobierno al respecto y que no hizo, y cómo el sistema falló a estas víctimas", aseguró el fiscal del distrito del condado de Riverside, Mike Hestrin. "Se me hace impensable que después de ser testigo del caso de abuso infantil más Rande que hayamos visto, quizá el peor de la historia de California, que no fuéramos capaces de darles lo básico,  de cubrir sus necesidades básicas".

Después de abandonar la casa de los horrores, el terror no terminó. Los siete hermanos menores fueron puestos en familias de adopción temporal.  En una de ellas, los niños continuaron recibiendo abusos; en otra, uno de los padres adoptivos le dijo a su hija que no le extrañaba que sus padres les amarraran con cadenas.

David Allen Turpin y Louise Anna Turpin
Credit: Departamento de policía del Condado de Riverside

El resto de los hermanos, los otros seis mayores de edad, se enfrentaron a las calles sin ningún tipo de experiencia en la vida, con un responsable asignado por la corte, para que supuestamente les guiaran en temas de salud, nutrición, seguridad, hogar y educación, algo que nunca sucedió y les dejaron a la deriva en peligrosos barrios con altos índices de violencia. Al hablar con ABC News, revelaron que las personas que debían custodiarles se negaron a darles ayudas tan simples como el cómo debían usar el transporte público, cruzar una calle o accesos a sus beneficios de seguro médico.

"Cuando pedía ayuda, esa persona me decía: búscalo en Google…", contó Joshua Turpin, quien tiene ahora 29 años. Tanto él como sus otros hermanos continúan teniendo problemas para encontrar un techo y siguen pasando hambre, pese a los seiscientos mil dólares que recibieron en donaciones en su momento y cuyo destino ha tenido un final dudoso. Un caso verdaderamente desgarrador.

Si usted sabe o sospecha de abuso infantil, llame a la Línea Nacional de Abuso Contra Menores al  1-800-4-A-Child o 1-800-422-4453, o visite http://www.childhelp.org. Todas las llamadas son gratis y confidenciales, se puede llamar a cualquier hora y se hablan más de 170 idiomas.