La oficina del alguacil de Osceola reveló un video donde se observa a Paola Miranda-Rosa adentrándose al río Wekiva. No se le ha vuelto a ver con vida.
Anuncio
Paola Miranda Rosa
Paola Miranda Rosa
| Credit: Facebook

Estremecedoras imágenes han surgido del condado de Osceola, en la Florida, donde Paola Miranda-Rosa, una mujer de 31 años, fue vista con vida por última vez mientras se adentraba en las aguas de el río Wekiva, conocido por estar infestado de caimanes.

En el breve clip captado el 18 de diciembre pasado se observa a Miranda-Rosa, de espaldas, rodeada por las aguas verdosas del río tropical envuelto en palmeras y matorrales.

Unos campistas grabaron dichas dicho video y dos fotografías, los cuales entregaron a las autoridades luego de que se emitiera una alerta sobre la desaparición de la mujer. Familiares confirmaron que efectivamente es Miranda-Rosa a quien se observa en dichas imágenes.

El río Wekiva está ubicado en un parque de la región central de Florida, al norte de Orlando. De acuerdo con el diario New York Post en 2015 una mujer perdió el brazo derecho luego de ser atacada por un caimán mientras nadaba en dicho sitio. Por su parte, el sitio de Internet de dicho lugar indica que el Wekiva es conocido como un lugar infestado de caimanes.

Portavoces de la oficina del alguacil Marcos López, en Osceola, informaron que tras la desaparición de Paola Miranda-Rosa, el pasado 17 de diciembre, su auto fue localizado abandonado dentro del parque donde se ubica el río Wekiva:

Paola Miranda Rosa
Paola Miranda Rosa
| Credit: Osceola County Sheriff’s Office
Paola Miranda Rosa
Paola Miranda Rosa
| Credit: Osceola County Sheriff’s Office

Según un comunicado emitido por la oficina del alguacil la mujer fue vista por última vez el día previo a que dichas imágenes fueran captadas, es decir el 17 de diciembre, en su apartamento de Orlando. Miranda-Rosa padece de esquizofrenia, según afirma la mencionada fuente citando fuentes familiares.

El 5 de enero pasado, la oficina del alguacil López informó que al día siguiente daría inicio una inspección acuática con la ayuda de una cámara sumergible equipada con luces de alta intensidad.

Aproximadamente 4.5 millas de territorio fueron rastreadas por los especialistas, sin conseguir dar con los restos de la desaparecida.