El aislamiento social también puede ser una gran fuente de inspiración. Así lo demostró un joven que usó su pequeño balcón como pista de carreras en Francia.

Por Leonela Taveras
Marzo 24, 2020
Anuncio

Tras seguir la recomendación de los expertos y las autoridades de permanecer en casa, Elisha Nochomovitz decidió afrontar el encierro de una manera inusual: corrió 42 kilómetros en su balcón de 7 metros de largo.

El atleta francés de 32 años dijo en sus redes sociales que comenzó con la iniciativa de entrenar a principios del mes de marzo para demostrar que sí es posible mantener una actitud mental fuerte a pesar de las dificultades.

“Lo juro, si tengo que correr 20 maratones para terminar con este COVID-19, lo haría, no hay problema. Quería mostrarte que aún puedes hacer deporte en casa aún en el día 8 de encierro. Debemos permanecer mentalmente fuertes en esta prueba”, fue parte del mensaje que compartió en su cuenta de Instagram en el que agradeció el apoyo brindado a su proyecto.

Aunque Nochomovitz es un experimentado corredor, afirmó que hacerlo desde su balcón fue uno de los más retantes escenarios ya que el limitado espacio le impedía ganar impulso y velocidad, además de los giros constantes que tuvo que hacer en las 3,000 vueltas que hizo.

El atleta completó su hazaña en seis horas y 48 minutos, batiendo un récord personal casi del doble de su tiempo de finalización anterior, según CNN.

El primer ministro francés, Édouard Philippe, ordenó el cierre a partir del 14 de marzo de los lugares que no son esenciales, lo cual incluye restaurantes, cafeterías y clubes. Además, tres días después se ordenó el cierre de sus fronteras.

Las últimas cifras del departamento francés de Salud Pública muestran 19,856 casos de contagio, 6,200 de los cuales se concentran en la ciudad de París, reportó Forbes.