Los líderes de varios países europeos han anunciado nuevas medidas de confinamiento a causa del grave aumento de los contagios y con la meta de evitar un colapso del sistema de salud.

Por Isis Sauceda
Octubre 29, 2020
Anuncio

La segunda nueva ola de contagios que tanto se esperaba ya ha llegado a Europa, donde los diferentes gobiernos han anunciado en los últimos días nuevas medidas de confinamiento para evitar un colapso de los servicios sanitarios.

Países como España, Gran Bretaña, Francia, Italia y Alemania han registrado aumentos significativos en el número de contagios y fallecimientos. Así, el gobierno británico informó este martes la muerte de 367 pacientes de COVID-19, mientras que en Francia esa cifra ascendió a 523, la más alta desde abril, según The New York Times.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, ordenó el cierre de bares y restaurantes a partir de este lunes, según el Washington Post. Además, limitó las reuniones sociales a diez personas.

“Ya no tenemos control de la propagación del virus”, comentó la canciller en conferencia de prensa. “Si el tiempo de contagio se mantiene igual, llegaremos a la capacidad de nuestro sistema de salud en semanas. Por eso está completamente claro que debemos actuar ahora”.

En España, donde el jueves se registraron más de 9,000 nuevos casos, el presidente Pedro Sánchez decretó de nuevo el estado de alarma, que incluye un toque de queda nocturno y permite a los gobiernos autónomos aplicar, entre otras cosas, cierres de municipios, reducción de actividades comerciales y prohibición de reuniones.

Credit: Maja Hitij/Getty Images

De acuerdo a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, la Unión Europea enfrenta dos grandes enemigos en este momento.

“Estamos lidiando con el coronavirus en sí y la fatiga por el coronavirus. Lo que significa que la gente está más y más cansada con las medidas de prevención”, dijo a la agencia Associated Press.

Credit: Andreas Arnold/picture alliance via Getty Images

Francia y Bélgica están revisando opciones para otro confinamiento, para asegurarse de que los hospitales no vean superada su capacidad, según People.

“Estamos en una tormenta. Todos estamos en el mismo barco. Y en esta tormenta debemos mantener la calma”, comentó en una entrevista radial el presidente del Consejo Europeocasos , Charles Michel.

Estas nuevas medidas llegan mientras Estados Unidos continúa con su propia crisis de salud pública. Según The New York Times, se registraron más de 81,000 casos nuevos en el país y 1,016 fallecimientos.

“Las pruebas pueden estar identificando más casos nuevos, creo que eso es claramente cierto, pero estamos viendo un alza real en los números [de infectados]”, comentó el asistente del secretario de salud de Estados Unidos, el almirante Brett Giroir, al Washington Post.

Credit: Christian Minelli/NurPhoto via Getty Images

Giroir aseguró que no solamente aumentó el número de nuevos infectados, sino también de hospitalizaciones, por lo que instó a la ciudadanía a practicar la higiene, el distanciamiento social y a usar tapabocas.

“Realmente tenemos que volver a practicar las medidas de salud pública que ya conocemos que sirven o las hospitalizaciones podrían aumentar sustancialmente”, enfatizó.