USA está ya a la cabeza de los países con más personas contagiadas por la terrible pandemia del Covid-19. El alcance de este enemigo invisible en un país con 300 millones de residentes puede tener consecuencias devastadoras.

By Nuria Domenech
March 26, 2020

Los científicos lo venían avisando… Algún día el coronavirus invadirá los Estados Unidos. Desgraciadamente ese día ya llegó y hoy jueves, 26 de marzo de 2020, USA es el país con más infectados del mundo.

Según reportó el New York Times, ya hay más de ochenta mil personas que han sigo contagiadas con el Covid-19 y más de mil muertos. Esos son más casos que en China, Italia o España, los países hasta ahora más azotados por este virulento brote.

No hay que olvidar que Estados Unidos es el tercer país más poblado del mundo con más de 300 millones de habitantes. Angela Rasmussen, viróloga de la Universidad de Colombia en Nueva York se pregunta: “Si ya hay esos casos confirmados, ¿cuántos más habrá que no sabemos todavía?”

También se quejó con el citado medio de que no se hubieran implantado otras medidas de seguridad antes, cuando se identificaron los primeros casos, y la indignante ausencia de tests de coronavirus.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Aunque China también reaccionó tarde a los primeros signos de este terrible brote, cuando lo hicieron tomaron medidas inmediatamente y con mano dura. Muy rápidamente, Singapore, Taiwan, Korea del Sur y Japón comenzaron a prepararse para lo peor.

El virus se expandió de forma increíble para la gente de a pie, todo lo contrario para muchos científicos, que avisaron del grave peligro que se extendía sigiloso por el mundo pero a quienes los gobiernos no prestaron la suficiente atención.

La virulencia del Covid-19 pilló a Europa por sorpresa y se les fue de las manos, siendo hasta ahora los países del sur los más afectados con millares de infectados y muertos, así como también Irán en el Medio Oriente.

México es otro de los países que hasta el día de hoy trata de persuadir a sus ciudadanos de que esto no es tan grave como parece. Los consejos contraproducentes que han dado casi todos los gobiernos crean una tremenda confusión entre la población ante una pandemia ya rodeada de incredulidad y difícil de comprender en su magnitud hasta que, desafortunadamente, es demasiado tarde.

En estos momentos son 160 millones de personas los que están recluidos en sus casas desde Nueva York hasta California. Están cerrados bares, restaurantes, escuelas y todos aquellos comercios que no son considerados como establecimientos de venta de bienes de primera necesidad. Algo impensable en esta era y de consecuencias inusitadas para la ciudadanía, por no hablar de la economía.

En California se ha disparado la venta de armas ante el pánico que se empieza a despertar frente al coronavirus, la orden de aislamiento y la escasez de provisiones en los supermercados. Después de un intento del sheriff de Los Ángeles por cerrar sus tiendas ante esta alarma, fue obligado a abrirlas de inmediato. Al parecer, las tiendas de armas de fuego son establecimientos tan necesarios como las farmacias, gasolineras y supermercados, algo con lo que mucha gente no está de acuerdo.

En una nueva orden y apoyado ahora por el gobernador Gavin Newsom, el sheriff Villanueva ha vuelto a cerrar de nuevo hoy las tiendas de armas de fuego en todo el condado de Los Angeles y solo podrán adquirirlas los oficiales de policía o las personas de seguridad.

Los expertos aseguran que esta pesadilla del coronavirus se alargará, de momento, hasta el verano y entonces, ¿tendremos que empezar a preocuparnos, como China, de la segunda ronda?

Advertisement