Como si correr una maratón no fuera suficiente proeza, una supermamá lo consiguió empuzando un carrito con tres de sus 8 hijos.

By Celeste Rodas de Juárez
July 19, 2017 02:38 PM

Como si correr 26.2 millas no fuera de por sí toda una proeza, una madre de Montana se unió al reducido grupo de mujeres que lo han logrado con un elemento que aumenta la dificultad : empujar un carrito con sus tres pequeños hijos.

¿Lo más increíble? Lo hizo en tiempo récord.

Según reportó la web Health, Theresa Marie Pitts, de 38 años, corrió el pasado 10 de julio las 26,2 millas del maratón de Missoula, Utah, empujando a lo largo de todo el recorrido el triple cochecito de sus hijos. Lo hizo en el tiempo prodigioso de 4 horas, 25 minutos y 37 segundos.

Con ese tiempo rompió la marca que el libro Guinness World Records había reconocido a una mujer que corrió un maratón también empujando un triple cochecito con niños, pero tardó 11 segundos más.

A todas estas sorpresas hay que agregar que esta es la primera maratón que Pitts corre en toda su vida, algo que hizo para vencer su estado de ánimo. “Estaba desplomada por la depresión… Buscando una manera saludable de volver a la pista mental, física y espiritualmente”, apuntó.

Un par de años atrás, esta madre de ocho hijos comenzó a correr carreras de 5 kilómetros y, poco a poco, fue aumentando la distancia. Cuando nació su octava hija, comenzó el entrenamiento más serio y con el cochecito triple.

Para que sus hijos no se sintieran incómodos, su madre dice que les puso un montón de almohadillas y cojincitos alrededor de la cabeza.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Pitts comenzó a entrenar para el maratón mientras estaba embarazada de su octavo niño. “Era invierno, así que la mayoría de mis carreras fueron hechas en una cinta rodante”, explicó.

Pero una vez su hija recién nacida llegó a las cinco semanas de edad, empezó un “entrenamiento serio” de carreras de larga distancia con sus tres hijos más pequeños en el cochecito triple.

Aunque llegar a la meta mientras empujaba 150 libras –sus niños tienen 4 y 2 años, y la bebé 5 meses– no fue fácil, dice que no claudicó porque quiere ser un ejemplo de “resistencia mental” para sus hijos y “ayudarles a desarrollar la actitud de ‘¡no hay excusas, puedo hacer cosas difíciles!'”.

Advertisement


EDIT POST