By la redacción de People en Español
August 29, 2017 06:27 PM
Getty Images

Aunque entre sus amistades de Grand Junction Colorado Paige Birgfeld era conocida como soccer mom o la mamá del fútbol, porque siempre llevaba a a sus hijos a estas actividades deportivas, en secreto la mamá de 34 años trabajaba como trabajadora sexual, trabajo que la llevó a encontrar la muerte.

Su asesinato desató una exhaustiva investigación que incluso dio lugar a varios programas de televisión, pues la joven mujer había desaparecido misteriosamente en el 2007 sin dejar rastro. Tres días después de estarla buscando, la policía encontró su automóvil, el cual había sido quemado, pero su cadáver no fue hallado hasta en el 2012, en un barranco al oeste de la ciudad.

Las autoridades entrevistaron a varios sospechosos, pero un hombre de 65 años llamado Lester Ralph Jones se convirtió en su principal sospechoso luego que dio versiones contradictorias en cuanto a su relación con la víctima.

El hombre, que estaba casado, fue arrestado en el 2014 con cargos de secuestro y asesinato en primer y segundo grados . En ese entonces se le hizo un primer juicio, en el cual el jurado no pudo llegar a un acuerdo debido a que, según explicaron, no había pruebas forenses ni de ADN que lo vincularan al crimen.

En este nuevo juicio del 2016, el jurado que sí lo encontró culpable tampoco tuvo esas pruebas, pero la fiscalía mostró algunas de las pertenecías de Jones en su trabajo: una botella de gas, un sostén de mujer negro, condones, Viagra, los números telefónicos de varias prostitutas y una peluca, así como el teléfono desechable que usó el día en el que falleció Paige.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

En el juicio surgieron asombrosos detalles de esa abnegada madre: de la mano de las actividades de sus hijos, ella llevaba una doble vida. Tenía una oficina en donde manejaba una venta de electrodomésticos, pero a la vez conducía une exitoso negocio como trabajadora sexual. Sus servicios eróticos tenían tanta demanda que tenía que cambiar de voz al contestar el teléfono, para dar la impresión que su empresa, Models Inc., tenía varias empleadas.

Advertisement


EDIT POST