La mañana del 9 de septiembre de 2001 Estados Unidos vivió los peores atentados terroristas en su historia. Así se llevaron a cabo.

By Mayra Mangal
September 11, 2019 05:24 PM

A 18 años de que ocurrieran los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos, siguen surgiendo nuevos datos, videos, fotos y objetos que recuerdan la tragedia y que con los años han ayudado a reconstruir y explicar el que lo que se considera como los peores atentados terroristas en la historia del país.

Coincidiendo con el aniversario, la escritora española Pilar Urbano publica el libro Jefe Atta. Maestro de suicidas, que intenta reconstruir los hechos para explicar cómo fue que sus autores llevaron a cabo su fechoría.

Aquí 5 puntos cruciales en el ataque, según el libro:

¿Quién fue el autor intelectual?

Mohamed Atta, líder del grupo terrorista de la célula de Hamburgo, fue quien puso en marcha el plan. Nacido en Egipto y educado en una universidad de Alemania, fue quien reclutó a Marwan al Shehhi, Ziad Jarrah, y Hani Hanjour para convertirse en los pilotos encargados de los atentados en Nueva York, Boston y Washington.

¿Cuántos terroristas participaron en los atentados?

20 personas formaron el comando que realizaría los ataques divididos en grupos de cinco terroristas cada uno. Las instrucciones que todos y cada uno ellos recibieron del alto mando de Al Quaeda eran claras: deberían dispersarse en distintas ciudades de Estados Unidos, matricularse en una academia para aprender a tripular aviones comerciales, y llevar a cabo vida anónimas con trabajos que sirvieran de tapadera para ocultar sus actividades de la población civil. Su misión, se les explicarían meses antes de los atentados, les costaría la vida.

¿Cómo conocían sus blancos?

Mucho antes de perpetrar sus atentados, los terroristas realizaron viajes a las Torres Gemelas, el Pentágono y el Capitolio, y se familiarizaron con los aeropuertos donde operarían, según revela el mencionado libro.

El detalle que casi detiene la tragedia

Zacarías Moussaoui, el llamado “terrorista número 20”, pudo ser la pieza clave para desarmar el mortal plan del 11 de septiembre. Pilar Urbano cuenta en su libro que el hombre de origen franco-argelino levantó las sospechas de su instructor de vuelo cuando mostró interés únicamente en aprender ciertas maniobras de vuelo, como descensos en picada o maniobras de giro. El 16 de agosto la policía detuvo al residente en Oklahoma tras ser denunciado por su profesor. Semanas antes del arresto, los agentes Kenneth Wilson y Coleen Rowley reportaban al FBI sus sospechas de que extremistas árabes estaban aprendiendo a pilotear aviones comerciales con objetivos peligrosos.

Lamentablemente sus reportes no llegaron a tiempo y la policía tampoco captó que Moussaoui era buscado por las autoridades francesas por su presunta asociación con la organización Yihad Islámica, así como el hecho de que el hombre portaba un pasaporte falso. Hoy Moussaoui cumple cadena perpetua en una prisión federal.

 

 

 

Advertisement


EDIT POST