En una operación de tres horas el 23 de abril, la mujer se puso en manos del cirujano Leonardo Bezerra, en Rio de Janeiro, Brasil para crear su nueva vagina.

By Carolina Trejos
May 17, 2019 01:01 PM

Una mujer transgénero se ha hecho una reconstrucción vaginal con piel de tilapia.

Esta es la segunda vez que Maju, de 35 años, se somete a una cirugía para tener una “vida sexual adecuada”, según los cirujanos, gracias a un procedimiento altamente complejo llamado neovaginoplastia.

En una operación de tres horas el 23 de abril, la mujer se puso en manos del cirujano Leonardo Bezerra, en Rio de Janeiro, Brasil para crear su nueva vagina.

“Pudimos crear una vagina de longitud fisiológica, tanto en grosor como en agrandamiento, y el paciente se ha recuperado extremadamente bien. Ella está caminando con facilidad, no tiene dolor y está orinando normalmente. En un par de meses, creemos que ella podrá tener relaciones sexuales “, dijo el doctor Bezerra a Focus On News.

En contacto con el cuerpo del paciente, la piel de pescado esterilizada y sin olor muestra propiedades estimulantes de crecimiento celular. Es rico en colágeno tipo 1, una sustancia que promueve la curación y tiene una firmeza y elasticidad que es tan fuerte y resistente como la piel humana.

“Fui la cuarta persona en Brasil en 1999 en tener, lo que era entonces, cirugía experimental. Pero hace diez años desarrollé estenosis vaginal. La abertura de mi vagina comenzó a estrecharse y acortarse, y el canal se derrumbó”, dijo Maju a Focus On News sobre su decisión de reconstruir sus organos con el nuevo procedimiento.

El proceso involucró la inserción de dos moldes separados. El primer dispositivo, montado con la membrana marina, se incorporó dentro de la vagina durante un período de seis días.

La membrana de tilapia se adhiere a las paredes del canal vaginal y las recubre, actuando como células madre. Estos fueron absorbidos en el cuerpo, transformándose en tejido celular similar al de una vagina real.

El segundo dispositivo, hecho de silicona y descrito como un “tampón muy grande”, está diseñado para permanecer dentro de la vagina hasta por seis meses para evitar que las paredes se cierren. El dispositivo se puede quitar después de este período como y cuando se desee.

A solo un par de semanas luego de su cirugía, Maju, se encuentra caminando con facilidad, no tiene dolor y orina normalmente, según el cirujano.

Pero Maju no es la primera persona en reconstruír su canal vaginal. En el 2017, Jucilene Marinho fue la primera en usar piel de pez tilapia para su nueva vagina.

Advertisement


EDIT POST