La familia de Christian Quezada asegura que su muerte no fue un accidente y exige justicia a las autoridades puertorriqueñas.

Anuncio

El joven tejano Christian Quezada se había convertido en el cuidador de su padre desde que sufrió un derrame cerebral hace unos dos años. Desafortunadamente, su progenitor falleció y buscando cómo despejar su mente antes de tener que despedirse de su padre por última vez, Quezada decidió viajar a las paradisiacas playas de Puerto Rico.

Pero un día antes de regresar a Texas para decir presente en el funeral, el cuerpo sin vida de Quezada fue encontrado en la isla de Playa Negra, y hoy su familia exige respuestas.

De acuerdo a reportes, un turista que paseaba por la playa encontró el cuerpo desnudo de Quezada con señales que mostraban que el joven pudo haber fallecido tras sufrir una golpiza, informó People. Las autoridades de la localidad no han comentado sobre lo sucedido, por lo que la familia de la víctima exige una explicación.

Christian Quezada
Christian Quezada
| Credit: GoFundMe

Quezada, de 36 años, estaba supuesto a regresar el lunes a Plano, Texas, pero fue su hermana Cynthia Quezada, quien tuvo que tomar un avión hacia Puerto Rico para reconocer su cuerpo.

"Mi meta en la vida en este momento es que este caso se resuelva", declaró Cynthia a la estación de televisión local KTVT. "Esto no fue un accidente. Quiero justicia".

Cynthia agregó que su familia está devastada tras enterarse de lo sucedido. Además, detalló que su hermano sufrió heridas en la caja torácica, en la parte posterior de su cabeza y en todo su torso.

"Ayúdanos a resolver el asesinato de Christian y también a poner fin a la matanza de turistas en la llamada 'Isla de la fantasía'", escribió la familia del fallecido en la página de recaudación de fondos para sus gastos fúnebres GoFundMe. "Los asesinatos de turistas y lugareños son una tendencia creciente en Puerto Rico y los turistas que visitan deben ser más conscientes de los peligros, aunque vayas a la 'Isla de la fantasía' no significa que vivirás tu fantasía durante tu estancia, sino lo contrario, terminarás siendo una víctima más en el depósito de cadáveres de la isla".

Cynthia aseguró que el viernes fue la última vez que habló con su hermano por teléfono, ya que el sábado no contestó las múltiples llamadas que ella le hizo. El domingo fue cuando se enteró de la noticia de su muerte. Las autoridades puertorriqueñas habrían identificado a una persona de interés en el caso a quien estarían entrevistado esta semana.

"Su fallecimiento nos tomó a todos por sorpresa, ninguno de nosotros esperaba una muerte tan repentina e inhumana", dice la página en su honor.

Este incidente se da dos semanas después de la muerte del padre de la víctima, y ahora la familia planea un funeral doble en la Iglesia Católica Santa Elizabeth de Plano.