Chofer que manejó tras tomarse 12 tragos está acusado de matar a una madre. Los detalles de la tragedia.

By Lena Hansen
December 21, 2018 04:59 PM

Un adolescente hispano que condujo ebrio está acusado de matar a una joven madre en un choque fatal. Erick Hernández, de 19 años, supuestamente se tomó 12 tragos en una barra antes de manejar y causar un aparatoso accidente en Texas. Taylor Phillips, de 23 años, murió el domingo después de que Hernández supuestamente chocara con su camioneta. Según Houston Chronicle y los canales locales KPRC y ABC13, Hernández cruzó tres carriles de tráfico manejando embriagado y chocó con el vehículo de la joven madre.

Los fiscales alegan que un video de la barra donde estuvo Hernández lo muestra tomándose 12 tragos, incluyendo tres shots de tequila durante seis horas que estuvo allí antes de subirse a su camión y manejar así. Supuestamente nadie en la barra le pidió identificación aunque Hernández es menor de 21 años.

Harris County Jail

Cinco empleados de la barra -cuatro bartenders y un manager- fueron arrestados por supuestamente servirle alcohol al adolescente. "Literalmente un minuto después de salir (de la barra) le arrebató la vida a la señorita Phillips", dijo Sean Teare, jefe de la División de Crímenes Vehiculares de la Oficina del Fiscal del Distrito del condado de Harris. "Ahora hay regalos de Navidad debajo de un árbol para una madre que nunca los abrirá y hay un bebé que nunca conocerá a su madre por las acciones irresponsables de las seis personas acusadas en esta tragedia".

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

GoFundMe

La madre de Phillips, Carmen Rainer, dijo a ABC13 que la noche del choque Phillips estaba manejando a casa con ella y su bebé Mason, de 1 año, después de un fin de semana visitando a familiares en Nueva Orleans. Estaban a cinco minutos de llegar a su casa.

Rainer dijo que después del choque ella quedó inconsciente hasta que la despertó el llanto de su nieto y se dio cuenta de lo que había ocurrido. La mujer vio que el carro estaba lleno de humo, y pidió ayuda para sacar a su hija y al bebé del vehículo, pero se dio cuenta que su hija había muerto.

Hernández apareció en la corte y está libre bajo una fianza de $30,000. No se sabe aún si tiene un abogado. Una cuenta de GoFundMe fue creada para recaudar dinero para ayudar a la familia de Phillips y apoyar a Mason, su bebé. "La familia debería estar celebrando una fiesta en vez de estar planeando un funeral", lamentó Kim Ogg, la fiscal del distrito del condado de Harris, donde ocurrió el choque.

Advertisement