placeholder
March 01, 2017 05:25 PM

 

Daniel Ramírez Medina, el Dreamer que fue arrestado en febrero en una redada de inmigración en Seattle y cuyo caso podría sentar un precedente legal, permanecerá en un centro de detención en el estado de Washington hasta su próxima audiencia frente a un juez de inmigración el 8 de marzo que determinará si será puesto en libertad bajo fianza. Así lo determinó un juez federal en Seattle que negó la petición de sus abogados de dejarlo en libertad el lunes mientras ciertas preguntas legales sobre su caso son ventiladas.

El mexicano de 23 años está acogido a un programa que le ha permitido a unos 750,000 jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos de niños permanecer temporalmente en el país —por lo que su arresto ha provocado una gran polémica y terror entre otros Dreamers como él. El desenlace de su caso podría resultar crucial para el futuro de estos jóvenes, que asumían estaba seguros bajo la protección de DACA (Consideración de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, por sus siglas en inglés) antes de la elección del Presidente Donald Trump.

JASON REDMOND/AFP/Getty Images
Daniel Ramirez Medina/Public Counsel via AP

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“El Señor Ramírez está acogido a DACA y por ende se considera que está legalmente presente en Estados Unidos”, escribieron sus abogados en documentos presentados ante un magistrado federal, según reportó BuzzFeed News. “No ha sido encontrado culpable o acusado de ningún crimen pero ya ha estado detenido por más de dos semanas”.

Sus derechos a un debido proceso, protección equitativa ante la ley y su protección bajo la Cuarta Enmienda han sido violados por las acciones del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) que lo arrestó, agregaron los abogados.

Además de buscar la libertad de Ramírez Medina, estos acudieron a la Corte Federal del Distrito de Seattle en busca de una orden que garantice el debido proceso de otros Dreamers y que estos tampoco sean detenidos por su status migratorio. “Dejar al Señor Ramírez detenido indica que arrestar y detener a un Dreamer sin causa probable o sospecha razonable es permisible, potencialmente poniendo a todos los que titulares de DACA en riesgo”, aseguraron los abogados, que presentaron el caso ante el magistrado James Donohue.

Los abogados se dirigieron a una corte federal – y no a un juez de inmigración— para también ahí defender a Ramírez Medina contra las alegaciones de agentes de ICE que aseguran que el joven confesó estar involucrado en pandillas, algo que él y sus abogados han negado categóricamente y que pondría en riesgo su protección bajo DACA.

 

You May Like

EDIT POST