Casey Anthony hizo nuevas declaraciones sobre la muerte de la niña de dos años en la serie Casey Anthony: Where The Truth Lies.
Anuncio
Casey Anthony
Casey Anthony
| Credit: Joe Burbank/Orlando Sentinel/Tribune News Service via Getty Images

El caso del asesinato de la pequeña Caylee ha vuelto a salir a la luz, luego de que su madre Casey Anthony hiciera nuevas declaraciones sobre la muerte de la niña de dos años en la serie Casey Anthony: Where The Truth Lies, que estará disponible a partir del 29 de noviembre en Peacock.

En 2008 Caylee desapareció y sus restos fueron encontrados seis meses después en un área boscosa cerca de la casa familiar en Orlando, Florida.

Fue la abuela materna de la menor quien reportó a Caylee como desaparecida. Casey fue acusada de asesinato en primer grado, pero se declaró inocente.

En 2011 Casey fue absuelta de los cargos de asesinato, pero condenada por cuatro cargos de proporcionar información falsa a las fuerzas del orden.

Muchas han sido las versiones sobre la muerte de la menor. En un primer momento la madre alegó que había sido secuestrada por la niñera. Luego, su equipo legal dijo que Caylee se había ahogado en la piscina familiar.

Casey Anthony
Casey Anthony
| Credit: Joe Burbank/Orlando Sentinel/Tribune News Service via Getty Images

Ahora Casey ha dado nuevas declaraciones en entrevistas para la serie, entre ellas, ha dicho que su padre, George, y su hermano, Lee, la habían abusado sexualmente, aunque ambos lo negaron en la corte y nunca fueron acusados.

En el documental también contó que su padre fingió el ahogamiento de Caylee para encubrir que pudo haber estado abusando de su nieta.

"Eso es lo que pienso", dijo. "Ojalá todos le hubieran dicho algo a alguien sobre lo que estaba pasando. Tal vez entonces las cosas serían diferentes".

Casey habló de la última noche en que vio a su hija. "No me sentía muy bien y quería acostarme", contó. "La hice acostar en la cama conmigo".

Orange County Sheriff's homicide detective Sgt. John Allen, right, answers a question during a press conference about the Casey Anthony trial in Orlando, Florida
Credit: Joe Burbank/Orlando Sentinel/Tribune News Service via Getty Images

Luego dijo que su padre la despertó "sacudiéndome y preguntándome dónde estaba Caylee".

"Eso no tenía sentido. Ni siquiera saldría de mi habitación sin decírmelo. Inmediatamente comencé a mirar alrededor de la casa. Salgo y busco dónde podría estar", dijo.

"Él estaba parado allí con ella", recordó. "Estaba empapada. Me la entregó. Dijo que era mi culpa. Que yo lo causé. Pero no se apresuró a llamar al 911 y no estaba tratando de resucitarla. Me derrumbé con ella en mis brazos. Estaba pesada y tenía frío".

"Él me la quita e inmediatamente suaviza su tono y dice: 'Va a estar bien'. Quería creerle. Me la quitó y se fue", sostuvo.

Casey dijo que durante 31 días creyó que Caylee todavía estaba viva. "Mi padre me decía que estaba bien. Tenía que seguir sus instrucciones. Me dijo qué hacer. Traté de actuar lo más normal posible".

No obstante, hasta el día de hoy Casey no cree que su hija se haya ahogado por sí sola en una piscina. "No había escalera… no había forma de que ella subiera. No hay forma de explicar eso, a menos que [George] la haya metido en la piscina para encubrir lo que hizo".