Carlos Rivera Jr., de 47 años, fue detenido en el poblado de Lawrence luego de la muerte de Chloe Ricard, a quien presuntamente abandonó moribunda a las puertas de un hospital.

By Redacción People en Español
May 29, 2019 10:45 AM

La policía de Lawrence, en Massachussetts, detuvo este sábado a un Carlos Rivera Jr., de 47 años, tras la misteriosa muerte de Chloe Ricard, una adolescente de 13 años a la que presuntamente abandonó moribunda a las puertas de una sala de emergencias el lunes pasado.

Rivera fue detenido este sábado en su hogar y enfrenta dos cargos por distribución de estupefacientes a un menor de edad, dos cargos por asalto indecente y por golpear a un menor de 14 años. Así mismo enfrenta un cargo de asalto y golpeara un menor de 14 años, según se dijo por medio de un comunicado emitido por la fiscalía del condado de Essex.

El misterio rodeaba la muerte de la jovencita desde el 20 de mayo pasado cuando hacia las 4:47 p.m., hora local, su cuerpo fue arrojado por desconocidos a las puertas del Lawrence General Hospital. Posteriormente la fallecida fue identificada como Chloe Ricard, residente en Amesbury, según confirmó el diario Boston Globe.

La adolescente y sus dos hermanos habían quedado huérfanos de padre hace 5 años y Chloe "empezó a mezclarse con la gente equivocada", declaró Deborah Goldsmith-Dolan, madre de la víctima al mencionado diario tras conocerse su muerte.

Detectives determinaron que Ricard y otra adolescente de 16 años, cuya identidad no fue revelada, pasaron "gran parte del domingo" y de la madrugada en el departamento del sujeto, ubicado en el 59 de Bellevue Street. Al día siguiente, por causas que aún se desconocen, Rivera llevó a Ricard a la mencionada sala de urgencias abandonándola a las puertas. Según múltiples fuentes la adolescente había consumido cocaína.

Facebook
Jonathan Wiggs/The Boston Globe via Getty Images
Jonathan Wiggs/The Boston Globe via Getty Images

Jonathan Blodgett, fiscal de distrito del condado de Essex no ha revelado cómo transportaron a Ricard al hospital ni si el acusado conocía a la víctima, sin embargo múltiples fuentes revelan que al parecer la jovencita y Rivera se conocían con anterioridad.

Por su parte Brian Dolan, padrastro de la víctima reveló que fueron los médicos de la unidad de emergencias quienes le revelaron que su hijastra estaba muerta cuando llegó a dicho sitio.

"¿Quién podría abandonarla así?", lamentó la madre de la jovencita. "Sí, tenía sus problemas, claro", aceptó la afligida mujer. "[Pero] era simplemente una niña hermosa, amable. Todos quienes la conocieron la amaban, era muy sociable".

Este lunes Rivera apareció en la Corte de Distrito de Lawrence donde la juez Lynn Rooney dictaminó que debe permanecer encerrado sin derecho a fianza por su peligrosidad hasta su próxima audiencia que tendrá lugar el 4 de junio próximo.

Advertisement