El cantante español Javier Moros, conocido como Javo, fue detenido bajo sospecha de haber fingido un secuestro para conseguir publicidad para su nuevo disco.

Por Carolina Amézquita Pino
Junio 13, 2017
Anuncio

El pasado 31 de mayo, se dio a conocer que el cantante español Javier Moros, mejor conocido como Javo, había desaparecido luego de recibir amenazas de muerte. Fue el propio asturiano quien dio a conocer esta información en su página de Facebook, aunque no denunció el hecho ante la policía.

Su compañera de piso fue quien denunció su desaparición, el 26 de mayo, tras llegar al domicilio de Moros y encontrar los muebles tirados y rastros de sangre.

Este lunes, Javo fue detenido. Enfrenta cargos por usurpación de identidad y falsedad documental tras haber fingido un secuestro con el fin de promocionar su más reciente material discográfico titulado De golfo a marido, según informó la agencia Europa Press.

El cantante reapareció el 1 de junio, en Ibiza. El músico, mediante un video realizado por él, explicó que había mezclado alcohol con los medicamentos que toma para un trastorno de déficit de atención e hiperactividad que padece y pidió disculpas por los inconvenientes ocasionados con su supuesta desaparición.

“Quiero pedir disculpas a todas las personas que se hayan sentido afectadas; que se hayan preocupado por mí y hayan perdido su tiempo en buscarme”, explicó en el corto. “Asumo todo tipo de críticas; así como asumiré la responsabilidad de los gastos que esto pueda haber ocasionado”.

Las excusas de la desaparición no quedaron claras para la policía y las investigaciones continuaron. Se descubrió que el cantante trató de ocultar sus intenciones utilizando la identidad de un amigo para viajar y hospedarse en el mencionado centro vacacional.

Javier Moros ya realizó la declaración correspondiente y fue dejado en libertad; aunque el proceso judicial continúa.