"En relación con este siniestro, otro niño de cuatro años había sido herido y abandonado", encontrado con lesiones en la cabeza dentro de un trailer. Aquí los detalles.
Anuncio

Un camionero de Florida intentó quemar vivo a un niño de un año en una gasolinera de Nueva York, mientras que otro infante de cuatro años fue encontrado cerca y abandonado en un tractor con heridas en la cabeza. El conductor fue detenido después de rociar de líquido inflamable al bebé y tratar de prenderle fuego en la estación de servicio de Tyre.

La oficina de policía del condado de Seneca recibió una llamada a las cinco y media de la mañana de una tienda de Love's Truck Stop para reportar fuego dentro dentro de ella, confirmaron las autoridades en una conferencia de prensa el pasado miércoles.

Al llegar, la policía localizó a los dos sospechosos, uno de ellos identificado como Jamie Avery Jr. de 28 años, y ambos fueron detenidos de inmediato.

Avery camionero crimen infantil
Credit: POLICIA CONDADO DE SENECA

"Después de avanzar en la investigación, instantes después los policías se dieron cuenta de que estaban con un bebé de un año cubierto de líquido inflamable", recordó el jefe de policía Timothy Luce y añadió que el bebé fue trasladado de inmediato a Hospital General Geneva.

"Parece que los dos sospechosos derramaron el líquido sobre el niño de un año, e intentaron prenderle fuego dentro del edificio. Afortunadamente, no lo lograron", afirmó el sheriff. "Los agentes inspeccionaron después todo el edificio y encontraron un aparato sospechoso escondido en el aseo de los hombres", continuó, momento en que desalojaron a todos los presentes por amenaza de bomba, una réplica que al final no causó ningún daño.

"En relación con este siniestro, otro niño de cuatro años había sido herido y abandonado, y apareció en el trailer de un tractor. Los agentes forzaron la entrada y sacaron al niño", de lo que después confirmarían era el vehículo de Avery.

El menor fue trasladado en una ambulancia al mismo hospital y después en helicóptero al Strong Memorial Hospital por lesiones en la cabeza. Al parecer los niños eran hermanos y los detenidos eran sus padres, algo todavía por confirmar.