El nivel de educación, ingresos personales y si recibes o no ayuda del gobierno (como Medicaid, vivienda y food stamps) determinarían la aprobación del visado.

Anuncio

"Dadme tus cansados, tus pobres, Tus masas amontonadas gimiendo por respirar libres", así reza el poema escrito a los pies de la Estatua de la Libertad, en Nueva York, y que por años dio la bienvenida a millones de inmigrantes que llegaban a Estados Unidos.

Pero las cosas podrían cambiar dramáticamente gracias a una nueva ley aprobada este miércoles en una corte de apelaciones que pondrían en marcha cambios sustanciales en la solicitud y aprobación de residencia en el país (conocida como Green Card o tarjeta verde) y las visas que en el futuro se otorguen a extranjeros.

El juez federal Peter Hall dio su aprobación limitada a un orden que indagaría en las finanzas de quienes quieran inmigrar a este país y soliciten la tarjeta verde o ciertas visas de trabajo.

Ya el lunes la administración del presidente Donald Trump había anunciado "un cambio público" en las reglas anunciando que estas se ampliarían permitiendo que las autoridades migratorias puedan negarle la residencia a aquellos inmigrantes que usen estampillas para comprar alimentos (food stamps), que reciban ayuda de Medicaid y otras formas de asistencia pública.

El fallo de este miércoles anula así una apelación interpuesta por los estados de Nueva York, Connecticut y Vermont que habían demandado a la administración Trump por intentar determinar la aprobación de una residencia o visa en base a las finanzas de sus solicitantes, según informa CBS news.

Activistas han denunciado los cambios anunciados por la administración Trump como discriminatorios y racistas. "A menos que seas blanco o rico ya no eres bienvenido".

?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1160917369704706048%7Ctwgr%5E&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.businessinsider.com%2Ftrump-administration-public-charge-reject-green-cards-immigrants-government-aid-2019-8

Según dicha fuente, el juez Hall no ofreció explicación alguna sobre su decisión de anular el bloqueo, sin embargo, sus órdenes serían aplicadas en todo el país excepto en los tres estados mencionados, por el momento.

La orden emitida este miércoles es una victoria para el presidente Trump quien desde sus elección ha buscado cambios fundamentales en el sistema migratorio de Estados Unidos.

La nueva regulación otorga el poder a los agentes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) de negarle la residencia a los solicitantes sin descubren que han recibido apoyo de instituciones oficiales, incluyendo vivienda pública.

Además, nuevos factores incluirían en la aprobación de las visas, incluyendo el nivel de educación y el ingreso per cápita de los aspirantes a ingresar al país. Los cambios entrarían en vigor en octubre.