Caleb Ziegelbauer, de 13 años, fue a nadar a una playa en Port Charlotte, Florida, y luego comenzó a tener fiebre, dolor de cabeza y alucinaciones. Tras ser hospitalizado, los doctores encontraron que contrajo la ameba comecerebros y hoy lucha por su vida.
Anuncio

Un día de playa cambió la vida de Caleb Ziegelbauer, de 13 años. El 1 de julio, el adolescente fue a nadar a una playa en Port Charlotte, Florida, y cinco días después comenzó a tener fiebre, dolor de cabeza y alucinaciones. Tras ser hospitalizado, los doctores encontraron que contrajo la ameba comecerebros, reporta Univision. Su familia reza por un milagro mientras que el joven lucha por su vida.

"El sábado empezó a desorientarse y alucinar y tuvieron que traerlo aquí", dijo Katie Chiet, tía de Caleb, quien está internado en el hospital infantil Golisano en Fort Myers. El joven fue diagnosticado con Naegleria fowleri, una rara enfermedad, después de que una ameba comecerebros entró por su nariz e infectó su cerebro, según sus médicos.

"Tratamos de no mirar demasiado los números porque hay milagros que suceden todos los días y creo que vamos a ver otro que sucede aquí", dijo Lesley Cornelisen, tía de Caleb, ya que el 97% de los pacientes con esta condición no se recuperan, reporta CBS Miami.

Familiares y amigos se han reunido a las afueras del hospital donde está Caleb, quien jugaba beisbol, con pancartas con mensajes de apoyo.

Caleb Ziegelbauer
Caleb Ziegelbauer
| Credit: GOFUNDME

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) afirman que esta ameba no suele estar en agua salada de océanos, sino en aguas dulces de lagos y ríos. El lugar donde Caleb supuestamente se infectó es un parque frente al mar, donde desembocan el Río Myakka y Río Peace, según reportes. El condado de Charlotte, donde se encuentra esta playa, dijo en Twitter que no tenían informes sobre la ameba Naegleria fowleri en esta zona.

Según expertos, la enfermedad no se transmite de una persona a otra. Piscinas que no están adecuadamente tratados con cloro — o agua de la llave contaminada— también podrían infectar con la ameba comecerebros si el agua entra por la nariz.

Síntomas incluyen: dolor de cabeza, fiebre, náuseas o vómitos, y usualmente se presentan en los primeros siete días después de la infección. Luego se pueden presentar síntomas adicionales como rigidez en el cuello, confusión, pérdida del equilibrio, convulsiones y alucinaciones.