Una entrenadora fue atacada por un caimán frente a un grupo de niños en una fiesta de cumpleaños. ¡Mira quién la salvó!
Anuncio
Scales and Tails Utah - Alligator
Credit: Scales and Tails Utah/Facebook

La entrenadora Lindsay Bull estaba alimentando a un caimán frente a un grupo de niños en una fiesta de cumpleaños en Utah cuando el animal la atacó. El incidente ocurrió el domingo en Scales and Tails en Salt Lake City, un local donde tienen reptiles gigantes entrenados. El caimán, llamado Darth Gator, se puso agresivo y no siguió las órdenes de Lindsay.

El caimán —de 8 pies de largo— le atrapó la mano con su enorme boca, sin querer soltarla, y la entrenadora terminó en el agua con el reptil. Un buen samaritano salvó su vida. Donnie Wiseman entró en acción sin titubear, reportó KUTV. El heroico hombre forcejeó con el caimán, agarrándolo por la espalda.

Antes del ataque, Lindsay notó que el caimán estaba comportándose de manera agresiva, confesó ella a KSL. Sin embargo, había trabajado muchas veces con él y pensó que podría controlarlo. Esta vez le mordió la mano. Afortunadamente, el caimán la soltó, y otro buen samaritano que estaba en la fiesta —Todd Christopher— la sacó del agua.

Wiseman también logró salvarse. La entrenadora aseguró a KSL que "lo que pasó fue un accidente" y el caimán "no es una máquina de matar", es un animal que tuvo una mala reacción en un momento. El video es impresionante y se ha vuelto viral.

La entrenadora tuvo que someterse a una cirugía para tratar las heridas en su mano. Lindsay, quien había entrenado al caimán por más de tres años, asegura que no le tiene miedo y volverá a trabajar con Darth Gator.

La esposa de Todd, Amy Christopher, quien es enfermera, le dio los primeros auxilios a Lindsay hasta que llegaran los paramédicos y fuera llevada al hospital.