Los restos de la mexicana Blanca Arellano fueron encontrados flotando en el mar en Perú. Arrestan a enamorado que ella conoció por internet y las autoridades sospechan que fue víctima de tráfico de órganos.
Anuncio

Ilusionada, la mexicana Blanca Arellano viajó a Perú para encontrarse con un enamorado que conoció en Internet. Viajó de México a Lima para convivir con Juan Pablo Villafuerte, quien fue arrestado después de que Arellano desapareciera y luego fuera encontrada muerta.

Villafuerte —un peruano de 37 años, estudiante de medicina— es el sospechoso de su asesinato y las autoridades temen que Arellano fue víctima de tráfico de órganos. Sus restos fueron identificados gracias a un anillo de plata que fue encontrado flotando, junto a su dedo, en el mar de Huacho, reporta el diario El País. La mujer fue descuartizada y pescadores encontraron en la playa de Chorrillos una cabeza sin rostro y luego un brazo. Al día siguiente, se encontró el torso de un cuerpo sin órganos.

Los familiares de Arellano, una licenciada en turismo de 51 años, reportaron su desaparición. Su sobrina denunció en las redes sociales que no se podían comunicar con ella desde el 7 de noviembre y que su novio —Juan Pablo Jesús Villafuerte Pinto— estaba actuando de manera sospechosa.

Villafuerte supuestamente le dijo a la familia de Arellano que ella se había aburrido de él y había regresado a México. Durante la pandemia, ambos se conocieron en grupos de videojuegos en línea, y en julio Arellano viajó a Perú para vivir con él.

Blanca Olivia Arellano Gutiérrez
Blanca Olivia Arellano Gutiérrez
| Credit: Facebook/Blanca Olivia Arellano Gutiérrez

Las autoridades encontraron manchas de sangre en la casa de Villafuerte, donde también encontraron unas maletas, ropa de mujer, y una bandera mexicana. Villafuerte fue acusado de feminicidio y es sospechoso de tráfico de órganos. El caso sigue bajo investigación.