By Mayra Mangal
November 03, 2017 12:09 PM

Una pareja fue arrestada en Fayetteville, Arkansas, tras el hallazgo de niño de 1 año que fue encontrado sin vida y en estado de descomposición dentro de un recipiente de plástico, según informo Greg Tabor, jefe de la policía.

María Girón-Molina y su novio, Tyler Hobbs, ambos de 21 años, fueron puestos bajo custodia de las auoridades este lunes luego de que la mujer de origen hispano hiciera una llamada de auxilio esa misma tarde. Ahí indicaba que su hijo se había “caído” y que había estado convulsionado desde hacía “días”.

Cuando policías llegaron al apartamento de la familia, encontraron el cuerpo del niño dentro de un recipiente de plástico de marca Sterilite de 43 pulgada de largo, por 18 de ancho y 13 de altura.

La caja estaba tapada con cobijas y metida dentro de un armario. Al momento del hallazgo la mujer dijo que el niño se había caído en el parque y que no había llamado a la policía porque temía perder la custodia de sus otros hijos.

 

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Sin embargo, en la comisaria, tanto Hobbs como Girón-Molina dieron testimonios contradictorios, según revelo el sargento Tony Murphy. El hombre dijo primero que había sacudido al niño “de atrás para adelante”.

Finalmente, confeso que ese día el padecía una fuerte jaqueca y que el niño estaba llorando, como confirma ahora People. “Enojado con el niño porque no se quería calmar, sujetó al menor y le cubrió la boca con la mano para ‘atenuar’ su llanto”, se explicó. Hobbs confeso que el niño lucho por su vida y respondió arañándolo y golpeándolo.

Desafortunadamente la criatura se desvaneció y dejo de respirar. “[Hobbs] expreso remordimiento por sus actos y dijo que su intención no era lastimar al niño”, afirmo el jefe de la policía.

Ahora, ambos permanecen en una celda del condado de Washington. Hobbs enfrenta acusaciones de asesinato y abuso de un cadáver, mientras que Girón-Molina es sospechosa de abuso de un cadáver.

 

Advertisement