Un bebé de cuatro meses murió en Arizona tras ser sofocado por el peso del cuerpo de su madre, Larinique Meadows, de 38 años, luego de esta sufriera un infarto.

Por Mayra Mangal
Febrero 04, 2020
Anuncio

Una doble tragedia ocurrió en Tempe,Arizona luego de que un bebé de cuatro meses de nacido muriera sofocado por el peso de su madre quien al parecer un infarto fulminante.

Los hechos ocurrieron este sábado 1 de febrero cuando Larinique Meadows, de 38 años, cayó encima del pequeño Denari, su bebito recién nacido mientras se encontraban en el interior de su vivienda.

“[Experimentó] un tipo de condición cardíaca [o] episodio cardíaco”, explicó en conferencia de pernsa el detective Greg Bacon de la policía de Tempe, que fue transmitida por la estación local KNXV y posteriormente publicada en Facebook.

Según la policía, momentos antes de fallecer Meadows estaba buscando información sobre problemas del corazón en su teléfono móvil y en ese momento ocurrió el incidente tras el cual cayó encima de su propio hijito.

Lo peor de todo es que madre e hijo fueron encontrados muertos por el padre de la criatura, quien despertó cerca de las 5:00 p.m. para ir a su trabajo nocturno.

“El papá trabaja muy duro, trabaja por las noches y acababa de llegar de trabajar de su turno anterior”, explicó Bacon. “Se fue a dormir y cuando se despertó se encontró que la mamá estaba encima de Denari”.

“Es muy, pero muy triste y estamos de luto junto con la familia”, aseguró el detective. El forense del condado de Maricopa está trabajando ahora en el caso para determinar la causa de muerte, aunque la policía cree que el menor murió sofocado.