Cuando apenas tenía tres meses de edad, Alex Tsui empezó a desarrollar una dermatitis atópica. En cuestión de semanas, el eczema se empezó a extender de su frente al resto de su cuerpo.

By Nohelia Castro
April 10, 2019 01:58 AM

Cuando apenas tenía tres meses de edad, Alex Tsui empezó a desarrollar una dermatitis atópica. En cuestión de semanas, el eczema se empezó a extender de su frente al resto de su cuerpo.

Sus padres Pie y Danny, de Borehamwood, Inglaterra, probaron un sinnúmero de productos para que su pequeño dejara de rascarse, desde aceite de coco hasta infusiones de té de menta. Si bien algunas cremas controlaron su problema de eczema por unos días, este regresaba en cuestión de días.

“Él usaba guantes para que no se lastimara cuando se rascaba”, dijo la madre del pequeño.”Lloraba mucho del dolor”.

Tal era la desperation que Pie y Danny recurrieron a un médico general quien optó por recetar esteroides. Una vez más, el problema desapareció pero regresó al cabo de unos días.

Gracias a la recomendación de unas amigas, la pareja optó por tratar la crema hidratante de Skin Salvation, a la venta en farmacias por alrededor de $10.

Balmonds

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Muchas madres me la recomendaron”, dijo Pie. “La pedí online y se la unté a [mi hijo] Alex. En cuestión de una semana su piel empezó a mejorar. Se le bajó el enrojecimiento, su piel estaba menos seca y tenía un aspecto más sano. Tras dos semanas de uso diario la piel de Alex estaba completamente suave. Nunca hubieses pensado que sufría de eczema”.

Advertisement


EDIT POST