El bebé que le fue arrancado del vientre a Marlen Ochoa-Lopez, una joven madre hispana que fue asesinada en Chicago, abrió por primera vez los ojos.

By Mayra Mangal
May 21, 2019 04:53 PM

El bebé recién nacido que le arrancaron del vientre a su madre antes de que la asesinaran en un barrio al sur de Chicago, ha abierto los ojos por primera vez. El increíble suceso ocurrió cuando su padre cargó al niño en brazos, según confirmaron múltiples fuentes.

El recién nacido fue extraído por la fuerza del vientre de su mamá, Marlen Ochoa-López cuando ésta fue atraída, al parecer bajo engaños, por una mujer y su hija quienes la estrangularon y luego le sacaron a la criatura.

Una foto que circula ampliamente por redes muestra al pequeño Yovanny Jadiel en brazos de su padre, Yovani López quien mira tiernamente al menor. La foto fue tomada este domingo por Cecilia García, una joven estudiante aprendiz de pastor.

“Solo estábamos orando y orando y él abrió los ojos, y su padre dijo: ‘¡Oh Dios mío, abrió los ojos!'”, relató García a la cadena CNN. “Nosotros hemos sido bendecidos, aunque esta es una tragedia muy mala, son una familia tan amorosa y humidle y está muy mal lo que sucedió”, añadió la joven.

La desaparición Ochoa-López, ocurrida el 23 de abril, generó una intensa búsqueda que culminó este 16 de mayo cuando los restos de la madre hispana de 19 años fueron encontrados en un bote de basura en la parte trasera de la vivienda que ocupaban dichas mujeres, quienes han sido arrestadas junto con un supuesto cómplice.

La joven madre -que tenía otro niño mayor, llamado Joshua, quien permanece con sus familiares- estaba en el noveno mes de gestación y al parecer se dirigió a dicha vivienda para recoger una ropa que alguien, a quien conoció por Facebook, le iba a regalar. Esa fue la última vez que se tuvo noticia de ella.

Paralelamente, reportes indican que el día de su desaparición, de la vivienda donde se encontraron sus restos salió una mujer ensangrentada diciendo que acababa de “tener un bebé”.

Portavoces del departamento de bomberos confirmaron un llamado hecho al 911 desde la vivienda donde se encontró el cadáver, reportando que alguien “de 46 años” había dado a luz y que el bebé estaba pálido y azulado y que no respiraba, según audio obtenido por la estación WLS. El recién nacido fue llevado al hospital Christ Medical Center en condición “grave”.

Yovani López con su hijo Yovanny Jadiel en brazos:

Facebook/Cecilia Garcia

Marlen Ochoa-López:

Facebook/Cecilia Garcia

Un mural que fue realizado en honor la víctima en el barrio de Pilsen:

El viernes pasado portavoces de la policía en Chicago revelaron el arresto de Clarisa Figueroa, de 46 años, y su hija, Desiree Figueroa, de 24, bajo sospechas de ser las autoras del crimen. Según el reporte de su arresto las mujeres distrajeron a su víctima mostrándole un álbum de fotografías para poder ahorcarla. Piotr Bobak, de 40 años, y novio de Clarisa Figueroa, también fue arrestado bajo sospechas de ocultar el homicidio.

Por su parte la policía del condado de Cook reveló por medio de un comunicado que se está investigando al mencionado hospital y al Departamento de Servicios Infantiles y Familiares de Chicago (DCFS) para determinar cómo es que la sospechosa y el bebé fueron admitidos sin levantar sospechas.

“Yo solo pienso, en mi mente, si veo a alguien entrando con un bebé, con el [cordón] umbilical y la placenta, ¿cómo es que la madre se ve como que está de buena salud , que no tiene sangre, ropa normal? Eso no tiene sentido”, exclamó  por su parte Frank Ávila, el abogado de la familia a la cadena CBS-7 en Chicago.

El funeral de Marlen Ochoa-López se llevará a cabo este sábado en la funeraria Mount Auburn de Stickney luego de que se celebren dos vigilias el jueves y viernes previos. Su familia ha establecido una página de GoFundMe para ayudar a la familia.

 

 

 

 

Advertisement


EDIT POST