"Ellos NUNCA habrían querido hacerme esto. Mi mamá está tan triste… Por favor, quédese conmigo", decía la carta que una mujer encontró en una caja de cartón junto al bebé prematuro.
Anuncio

Roxy Lane nunca olvidará el día que descubrió a un inocente recién nacido, vivo y dentro de una caja de cartón, en la puerta de su propia casa junto a su correo en Fairbanks, Alaska. El bebé no estaba solo: una carta manuscrita de su mamá lo acompañaba.

"Llevo todo el día intentando digerir los sentimientos que me ha despertado todo esto", escribió la mujer en un post tras revelar su hallazgo. "Estoy tratando de discernir con mis amigos y mi familia las razones o las causas por las que algo así puede llegar a suceder".

Lane reveló que seguramente los papás del bebé no saben que existe una ley en Alaska, Safe Haven Law,  que permite a los padres entregar a sus hijos con total seguridad en un hospital o iglesia, así como en la estación de policías o la de bomberos, y que seguramente su mamá vivirá el resto de sus días pensando qué le sucedió a su bebé. La carta que acompañaba al niño estaba escrita en primera persona, como si el angelito la hubiera escrito él mismo y comenzaba así: "¡¡Por favor, ayúdeme!!".

Recién nacido
Recién nacido
| Credit: LOIC VENANCE/AFP via Getty Images

"Nací hoy, día 31 de diciembre de 2021, a las seis de la mañana", continuaba la misiva. "Mi mamá estaba de 28 semanas, nací 12 semanas antes de tiempo". La nota también decía que "ni mis papás ni mis abuelos tienen comida o dinero para criarme. Ellos NUNCA habrían querido hacerme esto. Mi mamá está tan triste… Por favor, quédese conmigo y búsqueme una familia llena de amor. Se lo ruegan mis papás, sea quien sea que me encuentre".

Los agentes de Alaska State Troopers  recibieron el aviso del bebé abandonado y lo trasladaron a un hospital de la localidad, donde los médicos reportaron que se encontraba en perfectas condiciones de salud.

Bebé
Credit: Sergei KarpukhinTASS via Getty Images

¡Qué ternura!