El expresidente Barack Obama confesó en una conferencia que había llorado tras dejar a su hija Malia en la Universidad de Harvard, para que comenzara su año escolar.

Por Lissy De La Rosa
Septiembre 27, 2017
Anuncio

Barack Obama confesó que había llorado el día que dejó a su Malia Obama en la prestigiosa Universidad de Harvard, donde cursa su año escolar.

El expresidente de Estados Unidos hizo la revelación en una conferencia de la Fundación Beau Biden, en Delaware reseña el periódico El País. “Para todos los que tenemos hijas, todo sucede demasiado rápido. Dejé a Malia en la universidad, y le comenté a Joe y Bill [Biden] que fue como si me estuvieran haciendo una operación a corazón abierto”, reveló Obama sobre ese emotivo momento.

Obama y su esposa Michelle dejaron a su hija acomodada en la residencia de la universidad como cualquier otro papá en agosto de este año. La diferencia es que Obama iba a acompañado por agentes del servicio secreto, quienes según dijo se dieron cuenta de la nostalgia del exmandatario. El País indica que Obama bromeó sobre el hecho de que su cuerpo de escoltas si lo vio soltando algunas lágrimas. “Estoy orgulloso de no haber llorado delante d ella. Pero de regreso, el Servicio Secreto fingió no darse cuenta de que yo estaba llorando y estaba tan compungido. Fue duro”, explicó.

Además, durante la conferencia, Obama expresó a la audiencia que sintió emoción al ver el gran logro alcanzado por su hija mayor. “Este tipo de sentimientos son un recordatorio de que, al final de nuestras vidas, y después de ver todo lo que hayamos logrado, las cosas que recordaremos solo serán las alegrías que nuestros hijos, y esperamos que más tarde, nuestros nietos nos traigan”, comentó expresidente según reseña El País.