Rafael Castellano, residente en Florida, estuvo en coma y conectado a un respirador. Cuando ya se esperaba lo peor revivió, pero desafortunadamente tuvo que ser amputado. Aquí el reporte.
Anuncio

Rafael Castellano, un bailarín profesional residente en Florida, perdió ambas piernas y escapó milagrosamente de la muerte luego de contraer la peligrosa enfermedad contagiosa de la meningitis. Ahora amigos piden ayuda para que joven de 32 años pueda volver a bailar y a reanudar su vida tras la tragedia.

Los hechos se remontan al pasado 1o de junio, cuando el joven fue llevado a AdventHealth Hospital. De acuerdo con News 6, en Orlando, Castellano permaneció internado ahí durante aproximadamente tres meses permaneciendo bajo un coma inducido y conectado a un respirador artificial.

Se le diagnosticó meningitis meningocócica, una peligrosa enfermedad causada por las bacterias Neisseria meningitidis que inflaman el tejido que cubre al cerebro y la médula espinal, según indican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Luchando por su vida el joven quedó conectado a una máquina de diálisis al resultar con daño renal. "Hace 16 días nos dijeron que nos despidiéramos de él", aseguro Emily Bergman, amiga del bailarín por medio de la página de GoFundMe donde se están recaudando fondos a beneficio del muchacho, para informar lo que había ocurrido.

"Y entonces [ocurrió] un milagro", prosiguió. "¡¡¡Hace 10 días salió de la unidad de terapia intensiva y se puso en pie!!!"

Lamentablemente el daño a su cuerpo estaba hecho y Castellano perdió parte de ambas piernas, afectándolo profundamente en lo personal y lógicamente en lo profesional.

Rafael Castellano
Rafael Castellano
| Credit: GoFundMe

"Cada tres días les preguntaba la misma cosa", exclamó el bailarín a dicha fuente. "Les preguntaba qué es lo que pasó y me tomó un buen tiempo el comprender lo que estaba pasando".

Rafael Castillo
Credit: GoFundMe/Emily Bergman

Según se explica, Castellano fue sometido a ocho cirugías y ha perdido las piernas por debajo de las rodillas. Sin embargo, el joven asegura sentirse agradecido y determinado a volver a caminar por todos los medios posibles.

"Siento que este es un milagro y es la única manera de explicar [lo que me ocurrió]", afirmó el joven quien ahora se someterá a una extensa terapia física. "Ahora tengo la voluntad para seguir luchando y mostrarle a todos de lo que soy capaz".