Con tan solo una fotografía, el dispositivo de realidad virtual puede generar videos del usuario con la imagen animada que haya creado.

Por Carolina Trejos
Noviembre 20, 2019
Anuncio

Esta semana salió a la luz una noticia de tecnología que le está dando la vuelta al mundo. Se trata de un mercado de compra venta de avatares 3D en el que los usuarios pueden crear una figura de sus celebridades favoritas —o exparejas— para tener relaciones sexuales de una manera virtual.

Con tan solo una fotografía, el dispositivo de realidad virtual puede generar videos del usuario con la imagen animada que haya creado.

“Lo uso para cumplir mis fantasías sexuales y revivir experiencias sexuales con mis exnovias”, dijo un usuario a la plataforma Vice.

El programa fue creado por personas que usan la tecnología 3D solo por diversión, y están siendo vendidos en línea a través de comunidades como Reddit, Patreon y sitios independientes.

¿Qué pueden hacer los avatares?

Básicamente todo lo que un ser humano podría: estirarse y articularse en cualquier posición, modificar movimientos, interactuar y maniobrar ante cualquier comando, a pesar de las limitaciones físicas. El usuario del programa puede hacer cualquier cambio a la “personalidad que haya creado, entre estos: cambiar el tamaño de los senos, de los glúteos, ojos, extremidades, etc…

Si bien el usuario podrá basarse en cualquier persona para crear el avatar, el problema ético es que no se cuenta con el consentimiento de quien sea la inspiración de su creación.