Expertos aseguran que el promedio de suicidios en la isla ha subido 28% desde el paso del huracán María hace un año.

Por Mayra Mangal
Septiembre 20, 2018
Anuncio

Los suicidios en Puerto Rico se han disparado sin control a un año del paso del huracán María por el Caribe. Así lo señalan expertos en la semana en que se recuerda el azote del ciclón que cobró la vida de miles de personas y cuyo número aún se debate en Washington.

“Estamos observando serios problemas de suicidio y violencia doméstica y eso no era tan común antes [de la tormenta]”, afirmó Sonia Santiago, una psicóloga afiliada a la Universidad de San Juan al diario Miami Herald.

Según dicha fuente, en 2017 la isla registró 254 suicidios, un incremento del 28 por ciento en comparación con el 2016. Y el 2018 no pinta mejor: hasta el mes de julio se habían registrado 137 muertes de esta naturaleza.

Según dicha experta, en la isla existe una crisis de salud mental que ya afectaba a los residentes especialmente por la crisis económica que se viene experimentando desde hace un par de años ahí. Sin embargo, expertos señalan que la destrucción que dejó María ha acelerado la tendencia pues el diagnóstico y tratamiento de dichos problemas no está al alcance de todos.

“La gente está enfocada a sus necesidades más inmediatas”, asegura Santiago. “A la gente le preocupa más el poder comer que ir al psicólogo”. Según estudios, el 43.5 por ciento de la isla vive por debajo de la mediana de pobreza nacional.

De acuerdo con la administración de servicios de salud Mental, las llamadas a la línea de ayuda contra el suicidio (PAS) a llegado a sobrepasar las 16 mil llamadas en un mes y los suicidios han sobrepasado los tres dígitos.

Padecimientos como depresión, ansiedad y síndrome postraumático han aumentado desde el azote del temporal.

Sin embargo, fuentes gubernamentales han desmentido que las tendencias suicidas se hayan agudizado por la tormenta. Según Suzanne Roig Fuentes, directora de la Administración de Servicios de Salud Mental y contra las Adicciones de Puerto Rico, la cifra de suicidios se ubica en 8 de cada 1,000 personas, que es menor al promedio nacional de 13.5 por ciento, según asegura.

Lo que es más: la funcionaria afirma que las semanas posteriores al paso de María se recibían aproximadamente 800 llamadas diarias al PAS, pero que ahora ‘solo' son aproximadamante 500 por día.