Nafiah Ikram, de 21 años, llegaba a su casa después del trabajo cuando un desconocido la atacó. "Fue una experiencia peor que la muerte”. Aquí la trágica historia.

Por Leonela Taveras
Abril 22, 2021
Anuncio

Una estudiante de medicina de 21 años fue víctima de un terrible ataque cuando un desconocido le roció ácido en la cara mientras estaba en la entrada de su casa en Long Island, Nueva York.

Nafiah Ikram regresaba de su trabajo a su casa en Elmont en horas de la noche del 17 de marzo cuando se produjo la agresión. Según su familia, no fue un ataque al azar, reportó el New York Post.

"No, no es un ataque al azar, es un ataque planeado", dijo su padre, Sheikh Ikram, de 50 años. "Si fue un ataque al azar, ¿por qué ... esperaron a que ella regresara a casa".

Agregó que el sospechoso podría haber atacado a su esposa, que estaba afuera momentos antes.

Nafiah Ikram; acido en cara
Nafiah Ikram
| Credit: GoFundMe

En una entrevista con el canal local de CBS en Nueva York, la joven explicó que al bajarse de su vehículo para caminar a su casa, vio a un hombre desconocido mirando desde la esquina que corrió hacia y le arrojó un líquido en la cara, que le causó graves daños en brazos, ojos y la garganta.

"Toda mi vida cambió en cuestión de cinco minutos. No nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que se acaba. Comencé a llorar y, como, estaba entrando en pánico. Yo estaba como, '¡Papá, alguien me tiró algo a la cara!' Y él dijo, 'Dios mío, es ácido'", contó.

Sobre lo que sintió en el momento del ataque, la joven dijo a ABC 7 que sufrió un terrible dolor y que cree que es peor que la muerte.

"Como si mi cara estuviera completamente en llamas y luego no pudiera respirar. Esta fue una experiencia peor que la muerte. Estaba en esa ambulancia y sentí que me arrancaban el pecho del alma. Ese es el dolor que sentía", relató.

El Post indicó que la familia no cree que Nafiah haya sido blanco de un crimen de odio, pero asegura que no tienen ni idea de por qué alguien querría lastimarla y mucho menos de una manera tan cruel.

Nafiah está empezando a hablar de nuevo, pero todavía le cuesta comer o beber porque el ácido le quemó la garganta. También tiene graves problemas en su visión, miedo para dormir y sufre dolores sobre todo al bañarse, relató su padre.

La familia creó una cuenta de GoFoundme para recaudar fondos para los gastos médicos y en el que piden justicia.

El Departamento de Policía del Condado de Nassau informó que busca a un hombre de aproximadamente 6 pies, complexión delgada y que conducía un automóvil de color rojo de la marca Nissan Altima 2013-2015. Si tiene información sobre este incidente, llame al 1-800-244-TIPS.