Rafael Uribe Noguera, el asesino confeso de la niña de 7 años, Yuliana Samboni, fue sentenciado por el crimen que estremeció a Colombia.

Por Mayra Mangal
Marzo 29, 2017
Anuncio

Rafael Uribe Noguera, el asesino confeso de la niña Yuliana Samboni, quien perdió la vida a principios de año en una historia que sacudió profundamente a la sociedad colombiana, deberá pasar más de medio siglo a la sombra por los abominables actos que cometió contra la pequeña de 7 años.

Así fue decretado esta mañana en una audiencia celebrada a las 7:30 a.m., hora local de Bogotá. Ahí, la juez 35 de conocimiento dictó una pena de 51 años y 10 meses al empresario que el 4 de diciembre raptó a la menor de las puertas de su casa, en un barrio pobre de la zona oriental de la capital colombiana, para llevarla a su casa y abusar de ella hasta la muerte.

Cuando la niña desapareció estaba jugando con sus amiguitos frente a su casa. Un video captó cómo su verdugo se la llevó en su auto a su apartamento en un sector de clase media alta en los alrededores de la ciudad. Ahí, la niña fue torturada por seis horas, abusada sexualmente y finalmente pereció tras un martirio avivado por el alcohol y las drogas, según confesó el propio acusado.

El hombre de 38 años, que es arquitecto de profesión fue implacable con la niña: imágenes del cadáver mostraban el rostro cubierto de mordeduras y múltiples golpes en el cuerpo de la menor.

“La condena a Rafael Uribe Noguera debe reflejar el repudio general que sus actos ocasionaron”, dijo durante su veredicto la ministra encargada del caso, en declaraciones reproducidas por el diario local El Tiempo.

La condena quedó corta ante los ruegos del padre de la niña Juvencio Samboni, quien pedia 60 años de cárcel por el delito.

El padre de la menor y otros familiares estuvieron presentes durante la audiencia celebrada en un juzgado del barrio de Palomequao y la gran ausente en la sala fue la niña de la menor, pues según se reveló acaba de dar a luz.

“Espero que se haga justicia por mi hija”, dijo el padre de la víctima antes de que se dictara la sentencia. “Si no, no valdría la pena tanta prueba y tanta cosa para que le den unos 20 o 30 años, no me sirve, tiene que ser la pena máxima que hay aquí en Colombia”.

Según reportes, para emitir la pena, el juzgado consideró el hecho de que Noguera no tenía antecedentes penales y que hubo omisiones de algunos datos en el proceso penal.

En redes sociales, circulaban desde temprana hora fotos del nutrido grupo de personas que se manifestaron a las afueras del juzgado para pedir justicia por la niña, exigiendo pena de muerte para asesinos y violadores de menores.