Fiscales en Minnesota acusaron de asesinato en segundo grado a Matthew Hoisser, de 35 años, por tirar caer de cabeza a su bebé de 5 meses porque "se puso difícil".

By Mayra Mangal
August 12, 2019 04:24 PM

Un padre de familia de Minnesota enfrenta graves cargos de asesinato tras la muerte de su bebé de 5 meses de nacido al que presuntamente tiró de cabeza contra el suelo por ponerse “difícil” y no parar de llorar.

Matthew Hoisser, de 35 años y residente en el poblado de Woodbury, fue arrestado este viernes por el fallecimiento de su hijo Gus Hoisser. El hombre fue detenido en el interior de su vivienda ubicada en el bloque 7100 de Victoria Road bajo cargos de asesinato en segundo grado por la muerte del menor ocurrida el 30 de abril pasado.

Los hechos se remontan a la noche del 24 de abril cuando según Hoisser entre las 7:30 y las 10:00 p.m. él estaba al cuidado de su hijo que estaba pasando una mala noche. “[El bebé] estaba llorando e inquieto y se puso difícil”, se dijo en un reporte policiaco dado a conocer por Twin Cities Pioneer Press.

Nicole Hoisser madre del bebé contó que a la mañana siguiente su hijo estaba mucho más inquieto de lo normal y que se lo llevó con la cuidadora a quien le dijo que el bebé había tomado solo unas pocas onzas de leche. La cuidadora dijo que como a las 10:00 a.m. puso al bebé a tomar una siesta pero cuando fue a cambiarle el pañal el menor estaba “inmóvil y callado”. La mujer llamó de inmediato al 911 e intentó darle primeros auxilios a la criatura.

El menor fue trasladado al Hospital Infantil de St. Paul y posteriormente transferido al Hospital Infantil de Minneapolis donde falleció 5 días después. La causa de su muerte fue trauma craneal. El golpe que sufrió en la cabeza fue tan tremendo que de haber sobrevivido el niño habría quedado ciego, sordo y paralítico de por vida, según se indica en el reporte. La criatura también presentaba hemorragia en la espina dorsal.

“En algún momento [el padre del menor] se frustró tanto que intencionalmente tiró al niño de cabeza el suelo…provocando que éste cayera en el piso y se golpeara la cabeza en el suelo asustando [al niño] y provocando que éste continuara llorando”, se explica en el reporte.

WASHINGTON COUNTY SHERIFF’S OFFICE

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Inicialmente el sujeto contó a las autoridades que el niño se había hecho la herida del cráneo dos semanas antes de morir porque según él le estaba cambiando el pañal a su hijo en el suelo en una parte sin alfombrado y que el bebé “se pegó tan duro con el suelo”  que resultó herido a consecuencia de ello. El hombre aseguraba “recordar cada detalle” de aquel evento. Hoisser también admitió que “no siempre” había sido amable con el bebé y que había sido “corto” de temperamento porque era muy difícil y siempre “tenía cólico”.

“Gus era nuestro dulce bebé, una fuente de alegría para sus padres y amado por todos los que lo conocían”, se dijo en su obituario. “Adoraba pasearse en los hombros de papá y escuchar a su mamá cantar, especialmente [la canción] “Rainbow Connection” y él siempre será nuestro precioso “Snuggamonkey”.

“Es simplemente trágico”, observó el comandante John Altman de la Departamento de Seguridad Pública de Woodbury al mencionado sitio. “Es horrible para la familia, para la persona que lo cuidaba, para todos nosotros. Aquí todos somos papás, es una situación difícil de procesar”.

La juez Ellen Maas fijó la fianza del acusado en $350,000 y le prohibió tener contacto alguno con su esposa Nicole, quien actualmente tiene un embarazo de 10 semanas. La fiscalía solicitó dicha condición para dejar libre al acusado, como contó Tricia Loehr, asistente del fiscal de distrito: “Si él fue capaz de hacerle esto a un niño de 4 meses de nacido, lo mismo podría hacerle a su esposa y a su hijo aún no nacido”.

 

 

Advertisement


EDIT POST