La madre de la pequeña abrió las puertas de su casa a un amigo que estaba pasando por un momento de crisis. Aquí los detalles de este horrendo crimen que ocurrió en Canadá.

Por Leonela Taveras
Mayo 21, 2020
Anuncio

Una niña de 7 años fue víctima de un violento asesinato en su casa cuando fue apuñalada hasta la muerte mientras estaba acostada en su cama en Edmonton, Canadá.

De acuerdo a medios locales, el hecho ocurrió pasadas las 8 de la noche justo después de que la madre, Melissa Desrosiers, había dado las buenas noches a su hijas, Bella Rose, de 7 años; y Lily, de 4.

Según el canal canadiense CBC News, Desrosiers había dado refugio en su hogar a un amigo que estaba teniendo problemas personales y fue él quien tomó unas tijeras y corrió a la habitación donde estaban las niñas para cometer el crimen.

El diario neoyorquino Daily News señaló que el sospechoso fue identificado como David Michael Moss, de 34  años y tatuador, quien según el testimonio de la madre cometió el crimen delante de ella y su hija menor.

“No había nada que pudiera hacer para salvarla”, dijo la madre, que en el momento del hecho tomó en sus brazos a la más pequeña y salió corriendo de la habitación, reportó CBC. 

La pequeña era conocida en su barrio porque en el pasado había instalado un puesto de limonada para recaudar fondos para un hospital de niños en la zona.

“Bella era un alma amable y compasiva. Vivió la vida con auténtica sinceridad. Heredó el regalo musical de su madre. Le encantaba cantar y tocar el piano. Se preocupaba profundamente por los que la rodeaban, especialmente por su hermana menor, Lily”, señala la familia en la cuenta de GoFundMe creada para recaudar fondos para el funeral.