La desaparición de la joven Haylie González, de 17 años, se encuentra desaparecida desde el pasado 4 de julio. Un testigo habría confirmado su muerte. Las autoridades buscan sus restos.

Por Isis Sauceda
Julio 14, 2021
Anuncio

La joven Haylie González, de 17 años, fue vista por última vez en una fiesta del día de la Independencia de Estados Unidos en Oklahoma City. Tras una búsqueda que no ha dado frutos por el momento, ahora un hombre se encuentra tras las rejas como presunto responsable de su desaparición.

Las autoridades de Oklahoma confirmaron el arresto de Eduardo Bonilla-López, de 18 años, bajo cargos de asesinato en primer grado y secuestro de la joven.

"Recibimos el reporte de la desaparición de una persona de la que se sospecha [fue] asesinada", comentó a People, un vocero de policía la ciudad. "Durante la investigación se encontró causa probable para arrestar al señor Bonilla-López".

Haylie Gonzalez
Haylie Gonzalez
| Credit: GOFUNDME

De acuerdo a la declaración policial, el sospechoso aparentemente hizo una videollamada para pedir ayuda a un conocido para deshacerse del cuerpo de Haylie. Durante la llamada, mostró al supuesto testigo a una mujer sangrando de la cabeza. El testigo aparentemente aconsejó al sospechoso de llevar a la joven a un hospital para recibir atención médica, pero este se negó por miedo de ir a prisión, según el canal de televisión KFOR.

"[Tenía] a una mujer sangrando de la cabeza en el asiento de enfrente de un auto", declaró el testigo, según la policía. "No quiso llevarla [al hospital porque] iría a prisión".

El sospechoso aparentemente declaró a la policía que Haylie había estado en su casa y que había sido baleada. Además, aseguró que la videollamada la realizó mientras la víctima aún estaba viva, aunque herida de gravedad.

También declaró que la joven murió y que la llevó a otro lugar donde una persona no identificada se deshizo de sus restos, según el canal. Una vez que la persona regresó sin el cuerpo de Haylie, el sospechoso limpió el auto y volvió a llamar al testigo, confirmando que se había deshecho del cuerpo.

Hasta este miércoles, los restos de Haylie aún no habían sido localizados. Las autoridades continúan la búsqueda por el segundo sospechoso que asistió al sospechoso en la desaparición de los restos.

"Esta aún es una investigación abierta, nuestros oficiales están trabajando diligentemente para reunir toda [la información]", comentó el vocero de la policía a la revista.

Por su parte, la madre de la víctima, Yvonne Turner, aseguró a la televisora que aún no conciben lo sucedido en esta tragedia.

"No puedo creer que esto esté pasando. Aún no sé exactamente qué pasó", declaró a KFOR. "[Haylie] me dio un abrazo y un beso y me dijo 'Te amo'". Eso fue lo último que escuché y vi de ella". La familia ha creado una cuenta de apoyo GoFundMe para ayudar con los gastos fúnebres y cualquier otro gasto que se presente en torno a su búsqueda.