El tatuador también enfrentará cargos por tratar ilícitamente a un menor. Bajo la ley de Nueva York, la edad mínima para obtener un tatuaje son los 18 años.
Anuncio

Una madre de Nueva York fue arrestada por poner en peligro el bienestar de su hijo al permitir que el pequeño de 10 años se tatuara.

Crystal Thomas, de 33 años y residente de la localidad de Highland, deberá enfrentar a la justicia tras ser señalada como la responsable de permitir que su pequeño recibiera un tatuaje.

El niño acudió a la enfermera de su escuela para pedirle vaselina para poner en su nuevo tatuaje. Alarmada, la enfermera llamó a las autoridades, según The New York Times.

La policía informó que el niño asegura que su madre le dio permiso para tatuarse su nombre en letras grandes en su antebrazo, reportó el diario Mid-Hudson News. Pero la madre se defendió asegurando que todo fue un malentendido.

US-SOCIAL-LIFESTYLE-TATTOO
Tatuaje
| Credit: Photo by Angela Weiss / AFP) (Photo by ANGELA WEISS/AFP via Getty Images

Thomas declaró a las autoridades que ella pensaba que su hijo le estaba pidiendo un tatuaje temporal cuando le hizo la pregunta. Y alegó que apoya las restricciones de edad para personas que desean tatuarse, según el diario. En Nueva York, la edad mínima para recibir un tatuaje son los 18 años, reportó People.

"Ningún niño debe tatuarse", expresó Thomas al diario.

Austin Smith, el tatuador de 20 años que practicaba sin licencia, también fue arrestado por prestar servicio ilícitamente a un menor. De ser encontrado culpable, podría pasar hasta un año tras las rejas.

"Ha sido el peor error que he cometido en mi vida", declaró el joven. "En ese momento pensé que, si tienes el permiso de tus padres, puedes tatuarte".

Por su parte, el niño asegura que se inspiró en el tatuaje que porta uno de sus maestros favoritos. Ahora cree que Smith jamás debió de haberlo tatuado.

"Debió de haber dicho no", declaró el pequeño al Times.

La madre fue puesta en libertad con una multa, reportó el canal local Fox 59.