Madison McDonald aseguró que sus pequeñas eran abusadas y que ella estaba dispuesta a hacer cualquier cosa para protegerlas, incluso “eliminarlas”. Los detalles.

Por Leonela Taveras
Abril 07, 2021
Anuncio

Una joven madre está bajo la custodia de la policía tras ser acusada de asesinar a sus hijas pequeñas en Texas.

Según informaron las autoridades en un comunicado, Madison McDonald acudió al departamento de policía de la ciudad de Irving donde hizo una llamada al 911 desde un teléfono en el lobby para supuestamente confesar que había asfixiado a Archer Hammond , de 6 años, y Lillian Mae McDonald, de 1.

La mujer de 30 años dijo que sus hijas fueron supuestamente abusadas y que ella estaba dispuesta a hacer cualquier cosa para protegerlas, incluso "eliminarlas", cita la declaración jurada del arresto, reportó el canal de noticias local Fox 4.

El canal NBC 5 informó que cuando la policía llegó al hogar en el que la sospechosa vivía sola con sus hijas, encontraron los cuerpos sin vida de las pequeñas. Se cree que ella primero las sedó, luego las asfixió y las regresó a sus camas.

"La determinación exacta de cómo murieron deberá ser determinada por la oficina del médico forense, pero eso es lo que ella creía y es cómo ella mató a sus dos hijas", explicó el oficial de policía de Irving, Robert Reeves.

Madison McDonald
Credit: Irving Police Dept.

El video de seguridad muestra a McDonal llegando a la sede policial alrededor de las 10 de la noche y merodear por el vestíbulo durante más de 10 minutos antes de hacer la llamada, con varios artículos en sus manos que pertenecían a sus hijas.

"Estamos tratando de averiguar el porqué", dijo Reeves a Fox. "En una situación como esta, es obviamente un incidente horrible en el que dos niños fueron asesinados. Es posible que nunca sepamos el porqué, porque no habrá una definición o una razón que justifique el asesinato de dos niños pequeños".

McDonald fue detenida el lunes en el vestíbulo de la estación de policía y enfrenta dos cargos de asesinato a un menor de 10 años. Si es declarada culpable ​​enfrentaría cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional o la pena de muerte, reportó NBC.