Las autoridades de Georgia confirmaron el arresto de Jason Michael Walker, acusado de asesinar a su novia embarazada y a los padres de esta hace 18 años.
Anuncio

Luego de 18 años de espera, una familia de Georgia estaría más cerca de obtener justicia tras el arresto del principal sospechoso de la muerte de una joven de 20 años y de sus padres.

Las autoridades confirmaron la detención de Jason Michael Walker, de 47 años, señalado como el presunto responsable de las muertes de Thomas Wideman, de 51 años, su esposa Deborah Wideman, de 48, y su hija Melissa Wideman, todos asesinados en el 2002. De acuerdo al Buró de Investigaciones de Georgia (GBI, por sus siglas en inglés), Melissa tenía ocho meses y medio de embarazo al momento de su muerte. Walker, quien además enfrenta cargos de feticidio por la muerte del hijo de la joven, resultó ser el padre biológico del bebé.

Thomas, Deborah y Melissa Wideman
Credit: WALB

Según la información del GBI obtenida por People, en marzo del 2002 la oficina del Sheriff del Condado Turner pidió la ayuda de sus agentes para investigar un aparente triple asesinato tras responder a una llamada sobre una casa en llamas. Una autopsia determinó que las víctimas habían sido asesinadas previo al incendio.

A pesar de la información obtenida en ese momento —por medio de numerosas entrevistas y evidencia recolectada en la escena del crimen— las autoridades agotaron todas las pistas sin poder arrestar a nadie.

“La investigación inicial señaló posibles sospechosos de las muertes, no obstante, ninguna persona fue acusada”, reza un comunicado del GBI.

En diciembre del 2014, el caso fue reasignado a un nuevo agente que revisó la información y volvió a entrevistar a los testigos. Durante su investigación, un nuevo testigo confirmó que un hombre abandonó la casa de la familia Wideman en el período de tiempo en que ocurrió la tragedia.

Jason Michael Walker

Esta nueva información corroboró una evidencia previa y fue presentada al fiscal, quien determinó que el caso se presentara ante el gran jurado del Condado Turner. El 1ro de diciembre, el gran jurado escuchó la nueva evidencia y determinó que Walker fuera encausado.

Además de cargos de asesinato, Walker enfrenta cargos de provocar un incendio y asalto en primer grado.

Las autoridades piden la ayuda del público para reunir más evidencia en el caso. Cualquier persona con información pertinente debe llamar a la oficina del sheriff al 229-567-2401 o al 800-597-8477.