Las autoridades locales identificaron al joven militar Cory Grafton, de 20 años, como el responsable de la muerte de Chelsea Cheatham, de 32.
Anuncio

La base militar Fort Hood, TX, de la que desapareció la joven soldado Vanessa Guillén, vuelve a estar en el ojo del huracán tras el arresto de un militar por asesinato.

Las autoridades confirmaron el arresto de Cory Grafton, de 20 años, luego de que un testigo y varias pruebas de DNA supuestamente lo vincularan a la muerte de una mujer.

“A través de la investigación, los detectives con la unidad de homicidios recibieron información por parte de un testigo que aseguró que Cory Grafton de 20 años, estuvo en la escena del crimen en el momento que fue asesinada Chelsea Cheatham”, reportó el departamento de policía de la localidad de Killeen a través de un comunicado, según People. “Con la ayuda de los Texas Rangers, partículas de ADN [obtenidas] en la escena [del crimen] fueron enviadas [al laboratorio] y los resultados confirmaron que el ADN de Grafton coincidía con el encontrado en Cheatham”.

Chelsea Cheatham
Chelsea Cheatham
| Credit: Facebook

La mujer de 32 años fue encontrada inconsciente y sin respirar en el motel Days Inn de Killeen una noche de junio del 2019. Al inicio de la investigación, no se pudo establecer la causa de su muerte.

“Se desconocía si su muerte había sido por causas naturales, por lo que se inició una investigación”, informa el comunicado. “Los detectives de la unidad de homicidios recientemente recibieron los resultados de la autopsia y se determinó que la causa de muerte fue por homicidio”.

Este nuevo incidente se da luego de una serie de casos que han plagado la famosa base militar de Fort Hood en los últimos meses, como la desaparición y asesinato de la soldado Vanessa Guillén.

Cory Grafton
Cory Grafton
| Credit: KILLEEN POLICE DEPARTMENT

Guillén, de 20 años, fue vista por última vez el pasado 22 de abril en el estacionamiento de las oficinas de la base. Las llaves de su auto, de su vivienda, su identificación y cartera fueron encontradas en la armería en que estuvo trabajando ese día. Sus restos fueron encontrados alrededor de dos meses después en el río León, en el condado rural de Bell.

Las autoridades aseguran que el soldado Aaron Robinson la asesinó a martillazos y se deshizo del cadáver, para acabar suicidándose cuando supo que la policía lo buscaba.

La novia del sospechoso, Cecily Anne Aguilar, de 22 años, ayudó a desmembrar y deshacerse del cuerpo de Guillén, según las autoridades. Hasta el momento se ha declarado no culpable de los cargos de conspiración y manipulación de evidencia.

Desde la desaparición de Guillén, su familia se ha embarcado en una campaña para instar a una mayor protección de los militares que afrontan situaciones de violencia en las bases.