Justin Olsen, un adolescente estadounidense, fue arrestado tras expresarse en Internet a favor de los tiroteos masivos. Tenía un arsenal de armas en su casa. Los detalles.

By Lena Hansen
August 14, 2019 12:50 PM

Justin Olsen, un adolescente estadounidense, fue arrestado tras expresarse en Internet a favor de los tiroteos masivos. La policía encontró un arsenal de armas en su casa. Olsen dijo que tenía como objetivo atacar las clínicas de Planned Parenthood, a agentes del FBI y un bar gay, según reportes. Los agentes federales encontraron más de una docena de rifles y diez mil cartuchos de municiones cuando el joven fue arrestado.

Todo comenzó con la investigación de Agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) en Alaska de una cuenta de chat en Internet donde encontraron comentarios de Olsen apoyando abiertamente los tiroteos masivos. El joven también señalaba como targets a agentes del FBI y las clínicas Planned Parenthood.

Mahoning County Jail

Los agentes federales rastrearon su dirección de correo eléctronico y encontraron la dirección de la casa del adolescente en Boardman, Ohio. Allí Olsen, de 18 años, fue arrestado y acusado de amenazar con hacerle daño a un agente federal. En su casa encontraron armas como rifles de asalto AR-15 y armas semiautomáticas, además de ropa y mochila de camuflaje en una bóveda de armas en la habitación del padre de Olsen. No se ha revelado aún si las armas pertenecían al padre o al hijo. Los agentes del FBI reportaron que el joven tenía una gran cantidad de seguidores, unos 4,400, en en el sitio web iFunny. El caso sigue bajo investigación.

Por su parte, Bridgette Gómez, Directora Nacional de Alianzas Estratégicas de Planned Parenthood Federation of America, comentó en un comunicado: “Nadie debe ser sometido a la amenaza de la violencia solo por buscar atención médica. En Planned Parenthood, nos enorgullece brindar un ambiente seguro y acogedor para nuestros empleados y nuestros pacientes, para que puedan obtener la atención médica de alta calidad que necesitan, independientemente de su raza, identidad de género, orientación sexual, dónde vivan o cuánto dinero tengan. Estamos viendo un aumento alarmante en la retórica de violencia y odio alrededor en todo el país, estimulada por el propio presidente Trump. No es casualidad que cuando el presidente de este país demoniza a las comunidades de inmigrantes, vemos a los supremacistas blancos motivarse a tomar las armas y cometer actos de terror. No es coincidencia que cuando el presidente pasa meses demonizando a los proveedores de aborto, cuando los acusa personalmente de asesinato, cuando su administración avanza leyes creadas para castigar a los proveedores de aborto o niega la humanidad de la comunidad LGBTQ, vemos a jóvenes extremistas motivarse a incitar públicamente actos de violencia contra proveedores de atención médica o espacios que sirven como refugio seguro para la comunidad LGBTQ. Hemos aprendido, de manera dolorosa, que las amenazas de violencia engendran actos de violencia. Ya es hora de que rechacemos el lenguaje de odio y violencia que le siguen a las amenazas. Ya es hora de que dejemos de usar leyes y políticas para negar la humanidad de las mujeres, de la comunidad LGBTQ, de cualquier persona que necesite atención de salud reproductiva. Somos una organización de proveedores de atención médica. No deberíamos tener que llenarnos de valor simplemente para ir a nuestros trabajos. ¡Ya basta! Le exigimos al presidente que abandone su retórica de odio y sus ataques abominables contra la atención de salud sexual y reproductiva y contra todos aquellos que la necesitan. Estamos agradecidos con la policía por tomar medidas rápidas. Nuestras puertas permanecen abiertas hoy, y permanecerán abiertas mañana”.

 

Advertisement


EDIT POST