Las autoridades italianas investigan si las 26 jóvenes fueron agredidas sexualmente y lanzadas al mar a propósito para que se ahogaran.

Por Celeste Rodas de Juárez
Noviembre 07, 2017
Anuncio

Las autoridades italianas activaron una investigación sobre la muerte de 26 adolescentes africanas cuyos cuerpos fueron recuperados este domingo en el mar Mediterráneo, a lo largo de una de las rutas de África a Europa que usan los traficantes de emigrantes.

Según la BBC, hay sospechas de que las jovencitas con edades que oscilan de los 14 a los 18 años habrían sido agredidas sexualmente y asesinadas. Los investigadores tienen en su custodia a cinco inmigrantes para interrogarlos sobre el posible crimen.

Los cuerpos de 23 de las jóvenes, que procedían de Níger y Nigeria, fueron encontrados en un bote de goma parcialmente hundido, al que otras menores se aferraban y en el que venían 64 personas más, dijo la jefe de policía de Salerno, Lorena Ciccotti, la ciudad portuaria del sur de Italia a la que llegaron los cadáveres.

Se espera que se realicen este martes las autopsias para determinar la causa de las muerte y si fueron abusadas sexualmente. Mientras tanto, sus cadáveres se mantienen refrigerados una sección del buque de la Armada española Cantabria que rescató los cuerpos del mar, así como a los sobrevivientes de este y otros naufragios.

En total, el navío español sacó de las aguas del Mediterráneo el fin de semana a 90 mujeres y 52 menores, entre ellos un recién nacido.

El delegado del gobierno italiano en la zona, Salvatore Malfi calificó el descubrimiento de tragedia y dijo que la policía “necesitará ver si hay sospechosos en quienes concentrarse o si la investigación del asesinato procederá contra personas desconocidas”.

Según contó a NPR, se sospecha que las jóvenes murieron ahogadas tras ser lanzadas al agua.

Solo este fin de semana se rescataron un total de 400 personas de las aguas del mar en cuatro operaciones de salvamento.

El Mediterráneo central se ha convertido en los últimos años en una concurrida ruta usada por las mafias que aprovechan la inestabilidad política que vive Libia desde la caída del régimen de Muamar Gadafi para lanzar desde sus costas precarias embarcaciones cargadas de emigrantes que sueñan con llegar a Europa.

Según la Organización Internacional para las Migraciones, un total de 2,839 migrantes han muerto a lo largo de la ruta central del Mediterráneo desde principios de este año,.