El caso había estado cerrado por años, pero el ADN y la tecnología genealógica permitieron a las autoridades finalmente llegar hasta la presunta madre de las víctimas y acusarla de asesinato. Los detalles aquí.

Por Leonela Taveras
Diciembre 08, 2020
Anuncio

Una mujer en Illinois fue arrestada por la policía por ser la principal sospechosa de asesinar a sus gemelos recién nacidos y arrojarlos a la basura hace 17 años.

Antoinette Briley, de 41 años, enfrenta cargos de homicidio en primer grado por la muerte por asfixia de los dos pequeños en Holland, MI, anunció el lunes alguacil del condado de Cook, Thomas J. Dart, según People.

El canal local CBS 2 informó que los bebés, todavía con la placenta, fueron encontrados muertos el 6 de junio de 2003 por un empleado de la empresa de desechos Waste Management que estaba vaciando botes de basura en un callejón.

Credit: Cook County Sheriff’s Office

Una autopsia reveló que nacieron vivos y murieron por asfixia, pero la policía dijo que los esfuerzos por localizar a la madre o hacer que alguien hablara sobre lo sucedido no fructificaron y que el caso acabó enfriándose por la ausencia de pruebas. Hasta ahora

"Estoy feliz de que haya una conclusión [del caso] para los gemelos, no había nadie luchando por ellos", dijo el detective del condado de Cook, Ginny Georgantas.

ABC Chicago informó que el caso estuvo cerrado por años y no se reabrió hasta el 2018 tras la captura del asesino en serie Joseph DeAngelo en California. Haciendo uso de la ciencia y de la misma tecnología de genealogía genética empleada en ese caso, los detectives encontraron las pruebas de ADN que necesitaban para el arresto en un cigarrillo de la sospechosa.

Briley, quien debe comparecer en el tribunal la próxima semana donde se le pedirá que presente declaraciones de culpabilidad a los dos cargos, supuestamente confesó a los investigadores poco después de ser detenida en Michigan mientras conducía, dijeron las autoridades en una rueda de prensa.

Según la policía, la arrestada dijo que estaba sola en la casa de su abuelo cuando dio a luz a los gemelos en una bañera. Luego del parto, supuestamente puso a los bebés una bolsa.

“Presa del pánico”, agarró una bolsa de lona y sin limpiar a los bebés, los metió, se subió a su auto y decidió llevarlos a un hospital, pero cambió de opinión y cometió el crimen para ocultar el alumbramiento, dijo a la corte el fiscal estatal adjunto del condado de Cook, Dominique Marshall, reportó el periódico Chicago Tribune.