August 15, 2017 10:25 AM

La muerte de un anciano que fue encontrado sin vida dentro de un ascensor un mes después de haber desaparecido en Denver, Colorado, sigue causando sorpresa. Según reportes, las autoridades han encontrado pruebas de que el hombre de 82 años había presionado dos veces el botón para pedir ayuda y ahora tratan de determinar por qué nadie acudió a su rescate.

Isaak Komisarchik, de 82 años, padecía demencia senil y había desaparecido desde principios de julio. Desde entonces y con la ayuda de su familia, la policía de Denver se dio a la tarea de localizar al anciano.

Fue hasta el 31 de julio que su cuerpo fue localizado en el interior de un ascensor ubicado en un estacionamiento que estaba bajo reparaciones en el complejo residencial de Woodstream Village, donde vivía Komisarchik.

El descubrimiento se hizo luego de que los vecinos comenzaran a quejarse de un terrible olor proveniente del ascensor. “Yo identifiqué el olor de inmediato, porque trabajo para una compañía de control de plagas y desafortunadamente conozco el olor a ratas muertas”, dijo a CNN Joseph Palmer, residente del edificio. “Pregunté si habían determinado ya qué era el olor”, explicó el hombre, “y me dijeron ‘sí, ya lo resolvimos, de hecho ellos encontraron un cuerpo sin vida'”.

“Algo no está bien y la policía va a determinar qué es”, dijo por su parte a ABC-Denver7  Greg Pixley, del Departmento de Bomberos de Denver. El hombre aseguró que existe evidencia digital de que Komisarchik se encontraba en el ascensor el 6 de julio y que éste presionó dos veces el botón de emergencia, pero que al parecer nadie acudió a su llamado.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Tal Vez Te Guste

EDIT POST