LIVE

Ana Loera había desaparecido en el 2016 y los restos de la niña fueron encontrados en el ático de la casa de sus padres, quienes enfrentan cargos por su asesinato. Los detalles del caso.

Por Lena Hansen
Abril 06, 2021
Anuncio

Los restos de Ana Loera, una niña que había desaparecido en el 2016, fueron encontrados en el ático de la casa de sus padres adoptivos en Arizona. El viernes la policía de Phoenix anunció que Maribel Loera, de 51 años, y Rafael Loera, de 57, enfrentan cargos de asesinato en primer grado y abuso infantil, además de cargos por esconder un cadáver y provocar un incendio.

La pareja fue arrestada en enero del 2020, cuando comenzó la investigación, reporta PEOPLE. La policía fue a la casa después de que una niña de 11 años llamara a las autoridades a decirles que tenía hambre y su familia adoptiva la había dejado sola en la casa. La menor, una hermana adoptiva de Ana, dijo que sus padres se habían ido de la ciudad por dos días, dejándola sola, reportó el diario Arizona Republic. La niña también confesó a las autoridades que tenía una hermana mayor (Ana Loera), que había desaparecido en el 2017.

Ana era una de varios niños que habían sido adoptados por la pareja. La noche después de que la policía llegara a revisar el hogar, la niña de 11 años fue removida de la casa por el Departamento de Niños y Familias (DCS). Según informó la policía, 8 días después, el 28 de enero del 2020, oficiales de DCS regresaron a casa de los Loera para sacar a dos niños más que estaban bajo la custodia de la pareja, un niño de 4 años y una niña de 9. Ambos niños mostraban señales de abuso, según documentos de la corte citados por el diario Arizona Republic.

Una hora después, el departamento de bomberos de Phoenix recibió una llamada sobre un fuego en la casa. Cuando llegaron los bomberos encontraron restos humanos en el ático que luego fueron identificados. Se trataba del cadáver de Ana Loera.

Ana Loera
Ana Loera
| Credit: Facebook

La policía sospecha que Rafael comenzó el fuego para quitarse la vida y un vecino reportó el incendio. El cuerpo de Ana estaba escondido detrás de una pared en el ático. Al ser cuestionado, Rafael confesó que los restos pertenecían a Ana —conocida como Charisma Márquez (antes de su adopción)— según reportó el canal local KIRO.

Rafael dijo a la policía que en julio del 2017 Ana se había enfermado gravemente. Según él, esperaron varios días en llevarla al doctor y la niña murió en camino al hospital. Rafael alega que decidieron esconder el cadáver de la niña —envolviéndolo en una sabana y metiéndolo en el ático— por miedo a que las autoridades les quitaran a sus otros hijos y los culparan de la muerte de Ana.

Rafael y Maribel Loera
Rafael y Maribel Loera
| Credit: Maricopa County Sheriff's Office

No se sabe la fecha exacta en la que murió la niña, pero según testigos, fue vista con vida por última vez en el 2016. El médico forense determinó Ana fue víctima de homicidio.

Los abogados de Maribel y Rafael Loera no respondieron a las llamadas de PEOPLE ni han comentado sobre el caso. En febrero del 2020, la pareja se declaró no culpable de los cargos en su contra, según reportó AZCentral.com. El brutal crimen ha estremecido a la comunidad.